04 de Dic de 2021

Tecnología

Criptomonedas, un atractivo para el turismo de consumo

Recordemos que las criptomonedas, desde una perspectiva computacional, son una versión de dinero electrónico que facilita las transacciones

Hace unos días, la cadena de tiendas Multimax, y más recientemente Do it Center y Empresas Carbone anunciaron a sus clientes que aceptaban pagos con criptomonedas para las compras en línea.

Estos anuncios permitieron recordar que entre los años 2017 y 2018, mientras existía el Panamá Blockchain Embassy, el primer sitio turístico educativo sobre criptomonedas en Panamá, se recibían viajeros de diversas partes del mundo, personas que venían tanto de Estados Unidos como de Europa y China.

Una frase que se escuchaba por parte de estas personas, la cual era una constante entre la mayoría de los visitantes de países con monedas distintas al dólar era: “I prefer to pay my purchases using cryptocurrencies than my credit/debit card”, lo que traducido es: “Yo prefiero pagar mis compras usando criptomonedas que mi tarjeta de crédito/débito”.

Mientras se mantenía la conversación y las personas realizaban su compra (de souvenirs, libros, entre otros artículos), se comprendía que esta frase provenía de la queja por las altas comisiones que el usuario debía pagar por uso de la tarjeta de crédito/débito en un país extranjero, así como por la comisión de cambio de divisa.

Recordemos que las criptomonedas, desde una perspectiva computacional, son una versión de dinero electrónico que facilita transacciones locales y transfronterizas con mayor rapidez y eficiencia, con menor costo, en comparación con las redes bancarias, siempre que se cumplan ciertas condiciones en la red de la criptomoneda que se utilice.

Esto tiene como ventaja que un usuario proveniente de otro país, que utilice una divisa distinta de la nuestra, pueda realizar una compra, pagando a través de un punto de venta (físico o digital) y que la comisión por transacción sea un promedio menor que lo que pagaría por el uso de su tarjeta, considerando variables como el tamaño de dicha transacción en la red utilizada, la cantidad de transacciones pendientes por validar en la red, entre otras.

Un ejemplo de lo anterior pudiera ser que en el momento de la redacción de esta nota, la comisión más óptima por transacciones en la red bitcoin, tiene un precio aproximado de $11.00 americanos (independientemente del monto que se vaya a transferir en dólares), mientras que en una red como la de tron, podríamos realizar la misma transacción por $1.00 americano o menos, incluso cero.

Al valorar lo mencionado anteriormente, con certeza se indicaría que la cadena de comercios que acepte criptomonedas como forma de pago, tendrá la oportunidad de observar, de alguna manera, un incremento en sus ventas por parte de usuarios que nos visiten de diversos países y usen sus criptomonedas como medio de pago. Por lo que, en consecuencia, se proyectaría la falta de desarrollo de una estrategia entre los ministerios de Comercio, y Economía y Finanzas, en colaboración con la Autoridad de Turismo de Panamá para maximizar el potencial turístico de consumo, mediante el uso de criptomonedas en Panamá.

Representante de la Cámara de Comercio Digital y Blockchain