26 de Feb de 2020

Deportes

La pugna eterna de la natación

El tiempo, que es el mejor juez para aclarar muchas dudas, se ha encargado de rectificar dos percepciones erradas. La primera era que mi...

El tiempo, que es el mejor juez para aclarar muchas dudas, se ha encargado de rectificar dos percepciones erradas. La primera era que mientras el Lic. Melitón Sánchez fuese presidente del COP, el deporte no progresaría. Renunció a final de enero de 2007, después de 25 años y meses de presidir este gremio. Cinco meses más tarde, el 1º de julio 2007, el COP fue suspendido por el COI, y en el 2011, está a la puerta de una segunda suspensión. Segundo, el Ing. Roger Moscote (q.e.p.d.) fue presidente de la Federación Panameña de Natación (FPN) por 16 años. También se vendió la idea de que mientras presidía la FPN este deporte no avanzaría. Ambas teorías eran falsas. Sigue el lío en la natación.

Pues bien, la FPN ha sido algo así como una ‘caldera del diablo’ por las disputas a veces de baja intensidad de su dirigencia, por ese mal que es el poco apoyo del Gobierno, pese a que la natación es un deporte que gana más honores en competencias internacionales que el fútbol y el béisbol, ya que los familiares a la vez son directivos . Reitero otra vez, que la natación seguirá en base a cantidad y no calidad de atletas, mientras no haya un plan serio de detección de talentos. Sin privar o discriminar a los atletas que practican la natación, sus padres, técnicos, etc., tienen que entender que no todos tiene el nivel de alta competencia. A poco tiempo de la era post-Moscote, y ahora con el Sr. Carlos Castillo al frente de la FPN, se ha producido el primer conflicto con una amonestación al Sr. Oscar Aizpurúa, pres. del Club Beldegan’s Plus, y una suspensión por 3 meses a Ernesto Fernández, que incluye documentos con firma falsa del pres. de la Liga de C. de Veraguas, del traspaso de 2 atletas al Club Beldagan’s.

Según una misiva de la FPN, en una reunión del 17 de Feb. 2011, el Sr. Fernández desafió a la autoridad suprema, y en forma irrespetuosa, se negó a firmar un acuerdo de que era parte, de que los atletas Ginger Carrasco y Xavier Muñóz, del Club Beldagan’s Plus, no podían participar en un torneo clasificatorio de la FPN, usando distintivos de dicho club. En un torneo evaluativo realizado en la piscina Eileen Coparropa, los días 18 y 19 de Feb., fue violado lo aprobado, ya que la atleta Carrasco usó una gorra del Club Beldagan’s Plus. Esta conducta ocasionó que en el Primer Congreso Ordinario de Delegados de la FPN sancionaran al asesor del presidente de dicho club, Ernesto Fernández, con una suspensión de tres meses, como delegado, entrenador o representante de dicho club, en cualquier evento avalado, oganizado y/o supervisado por la FPN.

En el caso del presidente del Club, Sr. Oscar Aizpurúa, la sanción fue una amonestación por escrito. Según la FPN, tanto la sanción como la amonestación son por la violación del Capítulo V, Artículo 18 párrafo B: ‘Cumplir y hacer cumplir los Estatutos, quedando facultado para imponer a los infractores las medidas disciplinarias que el reglamento determine’. El título del Coctel de ayer domingo 6 de marzo, leía: ‘Valor educativo en el deporte’ El sumario: ‘Los atletas no reciben los mejores ejemplos de valores culturales del gobierno, parientes y dirigentes deportivos’. Esta actitud de los dirigentes del referido club, que fueron sancionados en notas firmadas por los señores Carlos Castillo, presidente de la FPN, y Aníbal Tejeira, Fiscal, son pésimos ejemplos para los atletas. Tomen nota. Así es.