15 de Ago de 2022

Deportes

La figura alemana del baloncesto

PANAMÁ. Tuvo que esperar 13 años para levantar el trofeo de campeón de la NBA con los Dallas Mavericks, equipo en el que Dirk Nowitzki d...

PANAMÁ. Tuvo que esperar 13 años para levantar el trofeo de campeón de la NBA con los Dallas Mavericks, equipo en el que Dirk Nowitzki debutó cuando tenía 20 años y que, desde entonces, ha sido la máxima figura y referente.

Un guerrero incansable dentro de al cancha y un caballero fuera de ella, como han expresado varias figuras de la mejor liga del mundo sobre el alemán, Nowtizki es considerado como uno de los jugadores más regulares, talentosos y determinantes que hay en la NBA.

Con siete pies de altura y una agilidad digna de alguien de mucho menos, el nacido Wurzburgo (centro-sur de Alemania) hace 33 años, comenzó su trayectoria en el baloncesto tras practicar balonmano y tenis a los 15 años.

UN DIAMANTE EN BRUTO

El gran descubridor y pulidor del emergente talento del ‘Bombardero dorado’ fue Holger Geschwindner, un ex jugador profesional de baloncesto que se dedicó a entrenarlo tres veces por semana. Menos de un año después, Nowtizki ya era considerado como el mejor jugador de su país.

Con 16 años ya jugaba en la plantilla titular del DJK Würzburg promediando 20 puntos por partido. En 1997, ya con 19 años y la estatura que tiene ahora, llevó a su equipo a ascender a la Bundesliga, razón suficiente para que la revista ‘Basket’ lo elija como el Jugador Alemán del Año.

LA GRAN VOLCADA

Sus grandes actuaciones desembocaron en grandes ofertas. Primero fue el poderoso Barcelona, al que rechazó, luego jugó en el Nike Hoop Summit (un partido entre los mejores jugadores del mundo de las escuelas de EEUU ante los mejores del resto del mundo), donde anotó 33 puntos y bajó 14 rebotes, actuación que impresionó al mismísimo Charles Barkley, quien lo invitó a cruzar el Océano Atlántico y jugar en la NBA.

Después de que terminó sus estudios y completó el servicio militar alemán, Nowitzki emprendió su viaje a EEUU en 1998. Los Mavericks lo eligieron en la primera ronda del draft; el resto es oro.