25 de Feb de 2020

Deportes

Una copa con sabor amargo para Panamá

COCTEL DEPORTIVO. N o tengo la menor duda de que si las proyecciones deportivas del Gobierno de turno que en campaña hizo alarde de que...

COCTEL DEPORTIVO

N o tengo la menor duda de que si las proyecciones deportivas del Gobierno de turno que en campaña hizo alarde de que sería el ‘Verdadero Cambio’ hubiesen tenido un enfoque serio de mejorar el deporte más allá del ‘show con pinceladas decorativas’ para satisfacer el paladar (turístico) del ciudadano presidente, de que las personas visiten al país para que vean cuán bonito es Panamá, se hubiese informado de las fallas para tirar al aire cometidas por el Comité Organizador (CO) de los IX JCA 2010, para evaluar nombrar a las mismas personas en ese cargo para esta Copa.

Los errores en ese certamen donde participan solo 7 países se disimularon gracias a la tolerancia excesiva de la ORDECA, que por suerte el presidente era un panameño. Aún recuerdo esa falla risible, que no había visto en mi recorrido por los 5 continentes, asistiendo a Juegos Regionales u Olímpicos, de que el pebetero se apagó y tuvo que ser encendido con un papel periódico. Ese mismo grupito de ‘amigos’ fue nombrado al frente del CO de la 39ª Copa Mundial de Béisbol, y como siguen al pie de la letra el ‘deseo’ de presidente y sus ministros, han sido objeto de críticas para tirar al aire por sus fallas.

El concepto de ‘equipo’ ha sido invisible y para todo había que recurrir a una sola persona, cuando lo lógico era tener comisiones para las distintas tareas. Pese a que el Coctel en forma reiterada dijo que el mes de octubre era el más lluvioso, fue ignorado, y allí están las consecuencias, una pobre planificación, y que quizás contribuyó a que Panamá se quedara sin ‘combustible’, quizás porque algunos peloteros no tenían la preparación para jugar doble juego y con un staff de lanzadores un tanto frágil. Así es.

En realidad el objetivo gubernamental y de su ejecutor de querer que esta 39ª CPB fuese más un ‘paquete turístico que reportara buenos ingresos, el presidente del Comité Organizador relegara a un segundo plano el papel del equipo nacional

Pese a que el contrato con la Ibaf dice que la FPB es la máxima autoridad local de la CMB, el presidente de la FPB hizo un papel invisible, inclusive en ser el de dar el incentivo económico a los atletas y no el CO.

Critiqué la llegada a última hora del director Einar Díaz como si fuese el ‘Mesías’ que haría el milagro para que el país ganara una de las tres medallas.

Esto me ayudó a sostener que en mi opinión una ‘buena actuación de Panamá’ era llegar a la segunda fase, porque sobre el papel, y con las derrotas en los partidos de fogueo, todo indicaba lo contrario.

Ocurrió lo inesperado y fue el explosivo poder ofensivo del equipo que duró hasta el inicio de la segunda fase.

Pelear por el penúltimo o último lugar (7º y 8º ) no es bueno para el país anfitrión. Lo mismo que perder tres partidos en cadena en casa la 2ª ronda contra Corea, Australia y Cuba, sin incluir en 5-0 contra USA, no puede ser del agrado de la fanaticada.

En la 8ª Copa en 1945 en Rep. Dominicana, ganamos medalla de bronce. En la 35ª Copa del 2003 en Cuba, Panamá ganó una medalla de plata y en la 36ª Copa en 2006 en Holanda, ganó bronce. De los países latinos con medallas, Panamá está en el último lugar. Cuba con 25 de oro, 3 de plata y 2 de bronce (hasta 2009); Venezuela: 3 de oro, 2 de plata y 5 de bronce; Colombia: 2 de oro, 2 de plata y 2 de bronce; Puerto Rico: 1 de oro, 4 de plata y 4 de bronce; República Dominicana: 1 de oro, 3 de plata y 2 de bronce; México: 5 de plata y 5 de bronce; Panamá: 1 de plata y 2 de bronce.

Quizás el Gobierno y el CO están contentos por el show de inauguración y de clausura.