Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Deportes

Blackburn, la nueva joyita del fut local

PANAMÁ. Recuerden bien ese nombre: Rolando Blackburn. Para muchos, la nueva joya del fútbol nacional.

PANAMÁ. Recuerden bien ese nombre: Rolando Blackburn. Para muchos, la nueva joya del fútbol nacional.

Cuando cursaba el segundo año del colegio José Dolores Moscote, decidió abandonar los estudios para seguir su carrera de jugador.

Hoy, a sus 21 años, el goleador del Chorrillo FC y de la selección olímpica de Panamá no se arrepiente de ello, pero uno de sus grandes sueños es terminar sus estudios y obtener su bachillerato.

‘Nunca es tarde para seguir estudiando’, afirmó de forma decidida Blackburn.

La historia de Rolando Blackburn es parecida a la de muchos jóvenes que han visto en el fútbol una manera de ganarse la vida y ser un ejemplo para la juventud.

Hoy recuerda como si fuera ayer cuando comenzó a jugar fútbol a la edad de seis años en el peligroso barrio de San Joaquín.

Como cualquier niño de su edad, su vida transcurría tranquila, entre la pelota de fútbol, los amigos y la escuela.

Su talento lo llevó a jugar en la categoría sub-17 del Tauro. En el 2007, subió a la categoría sub-19 con el técnico Rubén ‘Tátara’ Guevara.

Ese mismo año, fue llamado por el profesor Miguel Ángel Mansilla al equipo grande del Tauro.

No siempre fue delantero. Cuando comenzó a jugar, era defensa. Luego pasó a ocupar el puesto de volante.

Fue el colombiano Dorian López, quien también trabaja con las fuerzas básicas del Tauro, quien descubrió sus cualidades como delantero.

OLFATO GOLEADOR

Rápidamente, Blackburn comenzó a convertir goles con el Tauro y fue llamado a jugar con la selección sub-20 de Panamá.

En el 2010, el espigado delantero de 1.80 de estatura pasó a jugar al fútbol guatemalteco con el club Juventud Retalteca.

Tan solo jugó seis meses en Guatemala, pero en ese lapso anotó 4 goles.

‘Fue una bonita experiencia, porque en el corto tiempo que estuve allá, se habló muy bien de mí’, señala Blackburn.

Este año ha sido muy bueno para él, pues sus goles fueron decisivos para que la selección sub-23 clasificara al torneo preolímpico el otro año y para que Chorrillo conquistara el título del Apertura.

‘Gracias a Dios’ —dice— ‘el 2011 ha sido un buen año y espero muchas cosas buenas’.