Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Deportes

Un Liverpool-Manchester United explosivo en dieciseisavos de Copa inglesa

El Liverpool y el Manchester United jugarán el sábado los dieciseisavos de final de la Copa de Inglaterra, un duelo de alta tensión en A...

El Liverpool y el Manchester United jugarán el sábado los dieciseisavos de final de la Copa de Inglaterra, un duelo de alta tensión en Anfield tan sólo tres meses después del caso de insultos racistas del uruguayo Luis Suárez contra el francés Patrice Evra del MU.

El 15 de octubre, en el último choque entre los dos rivales históricos del fútbol inglés, el uruguayo profirió insultos racistas contra Evra, lo que le acarreó una suspensión de ocho partidos que todavía está cumpliendo.

El técnico de los 'Red Devils', Alex Ferguson, no quiso decir si Evra jugaría el sábado, pero para evitar incidentes el capitán del equipo, Steven Gerrard, hizo un llamamiento a la calma a los hinchas de Anfield.

"Nuestra responsabilidad es que la gente se acuerde de este partido por el fútbol", dijo el centrocampista, que había sido expulsado el año pasado en otro partido de Copa contra el Manchester United.

El Liverpool llega al duelo con mucha confianza tras su clasificación el miércoles para la final de la Copa de la Liga gracias a su victoria contra el Manchester City.

En la final, los 'Reds' se medirán al Cardiff de segunda división y son favoritos para llevarse un título que no consiguen desde 2006.

Por su parte el Manchester United se recuperó de sus fracasos en diciembre con dos victorias en la Premier League y eliminando al City en la Copa.

Los hombres de Ferguson estarán probablemente sin el portugués Nani, lesionado en un pie, y quizás tampoco puedan contar con Wayne Rooney, con problemas en el tobillo.

La atmósfera también podría ser tensa en otro de los partidos de la jornada entre el Queens Park Rangers y el Chelsea en Loftus Road, donde el pasado mes de octubre el capitán de los 'Blues' John Terry acusó a Anton Ferdinand de haberle proferido insultos racistas.

El caso será juzgado el 1 de febrero.

Por su parte el Arsenal, que acumula tres derrotas en la liga, se mide al Aston Villa el domingo buscando ganar al fin un título tras siete años de sequía.