Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Deportes

Jocketa eslovaca destaca en Panamá

PANAMÁ. Atraída por el renombre internacional de la hípica panameña, llegó desde muy lejos a nuestro suelo la eslovaca María Magdalena R...

PANAMÁ. Atraída por el renombre internacional de la hípica panameña, llegó desde muy lejos a nuestro suelo la eslovaca María Magdalena Rossak, quien con 17 años ya ha visto cristalizado los frutos en la profesión de conducir ejemplares fina sangre de carreras, aprendidos en la escuela de jinetes de Panamá.

Rossak desde pequeña tuvo como sueño montar caballos y su cercanía del fusta criollo Eduardo Pedroza, asiduo ganador de estadísticas en Alemania y posteriormente a Fernando Jara en Dubai, hicieron que conociera todas la maravillas de la escuela de jinetes de Panamá.

La jocketa, luego de recibir estudios por dos años en la Academia Técnica de Jinetes, recibió su diploma en el año 2009, año en que debutó ganando un 8 de diciembre con la yegua ‘Gran Silvia’, mostrando buen acople sobre su cabalgadura.

Su triunfo en el año siguiente fue grande, toda vez que en los dos primeros meses del año 2010 se mantuvo como líder de la estadística, abandonando el torneo con ventaja al emigrar a pistas europeas.

Es así que el éxito de Rossak se extiende a suelo europeo, cuando el 27 de junio de 2010 se gana el Derby de la República Checa en el Hipódromo de Velka Chuckle en Praga, implantado un récord en esa prueba.

Concepción Barría, instructor de la Escuela de Jinetes, desde muy temprano fue un creyente del buen desempeño de la jocketa.

‘Desde antes que debutara se lo dije a muchas personas, se los comuniqué a varios medios de comunicación, que en esa promoción del año 2009 era una estudiante muy efectiva, que tenía todo para convertirse en una de las mejores en esta difícil profesión’.

Rossak está de vuelta al Hipo Remón y según manifiesta su estadía será muy corta, toda vez que ha recibido ofertas para montar en hipódromos de Brazil y Argentina, aunque no desestima que a finales de año lo haga en EE UU.

MONTA DE TÚ A TÚ CON SUS HOMÓLOGOS MASCULINOS

Aunque pereciera que recibiera alguna ventaja de sus colegas por su sexo, Rossak desestima esa creencia.

‘Los dueños prefieren a los jinetes, fuera de la pista soy femenina, pero dentro de ella soy igual a ellos y tengo que montar de tú a tú en las competencias’, concluyó Rossak.