Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Deportes

Cuando el dinero es el que manda

PANAMÁ. Tiger Woods no gana un torneo Majors de golf desde hace más de un año, pero su imagen aún es una de las preferidas por los anunc...

PANAMÁ. Tiger Woods no gana un torneo Majors de golf desde hace más de un año, pero su imagen aún es una de las preferidas por los anunciantes del deporte.

De hecho, en cuanto retornó a la actividad en 2010, la firma Nike, su principal sponsors, reanudó los nexos comerciales con el golfista.

¿La razón? Tal vez la misma por la que Michael Jordan, el retirado súper estrella de la NBA, todavía recibe beneficios de la transnacional del deporte.

De acuerdo con su informe financiero anual, correspondiente al año 2011, la marca Nike registró ingresos por más de 20 mil millones de dólares.

Muchos de esos ingresos por ventas el año pasado (623 millones de dólares) provienen de Nike Golf, el principal soporte de Woods en materia de indumentaria para su participación en torneos a nivel mundial.

NEGOCIO REDONDO

Otro famoso sponsors, Reebok, ahora perteneciente a la multinacional alemana Adidas, ha apostado por acercarse a deportistas de élite en el baloncesto y el fútbol.

Luego de tres años con fuertes caídas económicas, la marca apostó por figuras de la NFL y jugadores de tenis como el español Nicolás Almagro.

La propia marca Adidas puede presumir en estos momentos de tener un dream team en el fútbol, y algo similar podría hacer en el baloncesto profesional de Estados Unidos y Europa, así como en las Grandes Ligas del béisbol.

Recientemente, incorporó al portero del Real Madrid, Iker Casillas, a su portafolios de nombres ilustres del deporte mundial.

Y QUÉ GANA EL ATLETA

Rafael Nadal y Novak Djokovic son los dos primeros del escalafón mundial en el tenis, pero es el suizo Roger Federer, atleta de Nike, quien tiene las mejores ganancias, de acuerdo con la revista Forbes (ver tabla).

Si se comparan los 47 millones de dólares que ganó Federer el año pasado con los más de 20 mil millones de dólares que su patrocinador obtuvo en ingresos el año pasado, existe una diferencia abismal.

Y si se suman lo que ganan en conjunto los 10 atletas mejor pagados del mundo ($449.5 millones), resulta apenas una muy pequeña parte del total que juntas facturan anualmente empresas que utilizan a deportistas para promocionar la venta de sus productos.

‘Si un deportista utiliza su imagen para ganar dinero es porque en el propio deporte no hay suficiente dinero, y ese ingreso, compensa las cargas’, sostiene el experto español Lisímaco Vallejo.

Otro experto, el neozelandés David Howman, estima que relativo el que un atleta gane más dinero, porque algunos, a su juicio, ‘pueden ser buenos sujetos, pero utilizan algo para aumentar su rendimiento y así, se convierten en estafadores’.