Temas Especiales

01 de Feb de 2023

Deportes

Una mala pisada, una lesión extraña

PANAMÁ. Un falseo, una mala pisada, o una jugada sucia del destino.. Mariano Rivera sufrió el jueves último una ruptura del ligamento c...

PANAMÁ. Un falseo, una mala pisada, o una jugada sucia del destino.

Mariano Rivera sufrió el jueves último una ruptura del ligamento cruzado anterior y del menisco.

Todo ocurrió en segundos, mientras fildeaba un elevado de rutina en una práctica previa al partido ante los Reales de Kansas City, Rivera pisó en falso, su rodilla derecha se dobló y el tormento comenzó.

LA LESIÓN

Rivera pudo haber sufrido lo que comúnmente se llama ‘la triada terrible’, una combinación de desgarro de meniscos, lesión del ligamento cruzado anterior y la torcedura de un ligamento ubicado en el lado interno de la rótula.

Este tipo de lesión requiere intervención quirúrgica y un proceso de recuperación y rehabilitación bastante prolongado.

Dos cosas: la rehabilitación puede combinarse con algún ejercicio como paseos en bicicleta o natación; pero en el caso de un deportista de alto rendimiento, como es el caso de Rivera requiere de hasta seis meses para que el injerto utilizado en la intervención quirúrgica tome las características de un ligamento.

Hasta que eso no suceda, es imposible que Mariano Rivera pueda siquiera pensar en trepar la lomita y lanzar otra vez la esférica hacia el plato.

¿ES EL FIN?

Rivera está dejando todo en las manos divinas. Tiene 42 años, y el 2012 era el último año de un contrato multianual con los Yanquis de Nueva York, su único equipo en 18 años como Grandes Ligas.

Retirarse o seguir jugando es una decisión que solo le compete al cerrador más importante en la historia del béisbol estadounidense.

Ayer, Rivera aseguró que volverá a lanzar en Grandes Ligas para los Yanquis de Nueva York.

El panameño señaló que no quiere terminar su carrera por una lesión, y reiteró que trabajará fuerte para su rehabilitación.