Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Deportes

El judo local tuvo su época de progreso

V uelvo a reiterar que como dijera parte de una canción de Rubén Blades: ‘se ven las caras y no los corazones’, a quienes padecen de una...

V uelvo a reiterar que como dijera parte de una canción de Rubén Blades: ‘se ven las caras y no los corazones’, a quienes padecen de una amnesia por conveniencia, ignorando que los escritos son permanentes, y sirven de testimonio para recordar lo que muchas personas quieren olvidar. Si visitan la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, Ernesto J. Castillero, en el Parque Omar, y revisan las páginas deportivas del Diario Crítica desde 1970, y luego del diario La Estrella desde 1994, verán mis escritos relacionados a la siempre polémica Federación de Judo.

Apoyo en forma incondicional a las personas que llegan al país para fortalecer nuestro deporte, no así las que en mi opinión llegan a mi querido Panamá, con su ‘agenda personal’ y asumen el papel de ‘mesías’, con la fórmula de arreglar todo. Quiero enviarle un mensaje al Sr. Jorge Armada, y sus aparentes adláteres, de que el judo panameño tuvo su época de bonanza, con buenos atletas y también dirigentes deportivas. Por si no lo sabe, el judo estuvo presente en los XVIII Juegos Olímpicos, Tokio, Japón, 1964, con Aurelio Chu Yi, (q.e.p.d.), por méritos, y no por una invitación logrado por ‘influencia’. En la época había un COP con una credibilidad incuestionable, dirigido por Don Aníbal Illueca Sibuaste. En 1976, el judo asistió a los XXI JO de Montreal 1976, con Jorge Comrie.

Para los JO de Sydney 2000, Estela Riley consiguió una invitación ‘wildcard’, por méritos, y ganando, y no como Omar Simmonds, que por asistir al CM de Judo, logró puntos aunque perdió. Jorge Armada usó sus contactos con la CPJ y la FIJ, para el ‘wildcard’ para Simmonds, y ahora aunque no lo es, fue inscrito por el COP como técnico del atleta para viajar a los Juegos Olímpicos. En los VII JB aquí en Panamá en 1973, el judo ganó tres medallas de oro así: 1), Armando Trigueros en la categoría mediana, 2), Mariano Ortiz en la división semipesada, y 3), Aníbal Ortiz en la pesada. Panamá ha sido cuatro veces campeón centroamericano de judo masculino. Estela Riley si mi memoria no me es infiel, fue 4 veces campeona centroamericana. Su progenitor, Orlando Britton ganó dos preseas de oro en unos Juegos Bolivarianos en Ecuador, en los 78 kilos y división abierta.

En un correo electrónico con fecha 23 de abril 2012, el misterioso Comité Director de la FedeJudo, hace alarde de una serie de torneos en que ha participado desde septiembre 2009 a abril 2012, que incluye JB, Juegos Odesur, Copa del Mundo JCA y del Caribe, CM Mayor en Japón, CM Juvenil en Marruecos, CM Mayor en Francia. Lo que calla es que en estos torneos a duras penas ha ganado solo un par de medallas de bronce por cuartos lugares. No ha dicho que el judo está estancado, al extremo de que no tuvo ningún atleta apto para los XVI JP 2011. Tengo copia de una carta con fecha 11 de febrero 2010, originada en San Juan, Puerto Rico, y firmada por José M. Pérez, presidente de la Federación Puertorriqueña de Judo, dirigida al Sr. Paulo Wanderley, presidente de la Confederación Panamericana de Judo, (CPJ), que en parte dice: ‘Estimado Sr. Wanderley: Ante todo un saludo cordial de mi parte y nuestra organización. La presente es para informarle que en el marco del congreso FedepurJudo 2009, celebrado el domingo 7 de febrero; se ratificó de forma UNÁNIME la decisión tomada por nuestra Junta de Directores en donde el Sr. Jorge F. Armada Sánchez fue y queda desafiliada indefinidamente de nuestra organización deportiva. Esta decisión es efectiva inmediatamente’. ¿Esto explica su ‘refugio’ en Panamà? Así es.

COCTEL DEPORTIVO