Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Deportes

La culpa no era de Iker

ESPAÑA. El Real Madrid perdió ayer0 con el Málaga (3-2) con dos goles del paraguayo Roque Santa Cruz lo que supone que el equipo dirigid...

ESPAÑA. El Real Madrid perdió ayer0 con el Málaga (3-2) con dos goles del paraguayo Roque Santa Cruz lo que supone que el equipo dirigido por José Mourinho finaliza el año 2012 a 16 puntos del Barcelona, líder, que antes había ganado por 3-1 al Valladolid en la 17ª jornada.

El partido del Real Madrid estuvo marcado por la suplencia de Iker Casillas, capitán del equipo y de la selección española.

Mourinho decidió poner en su lugar a Adán, que habitualmente sólo juega los partidos que no tienen trascendencia.

Nada más comenzar el encuentro, en el minuto dos, el argentino Willy Caballero respondió con una mano firme a un disparo durísimo del portugués Cristiano Ronaldo al saque de una falta.

El balón hizo un extraño en el aire, pero el guardameta estuvo muy atento y pudo despejar la pelota.

La ocasión más clara del primer tiempo para el Real Madrid fue un contrataque en el que el argentino Di María sirvió el balón a Ronaldo, que remató fuera (24).

El internacional con la albiceleste, en otra contra, estuvo cerca de marcar, pero Nacho Monreal reaccionó rápido y sacó su remate.

Ya en la segunda parte, Isco, que ayer fue galardonado con el premio Golden Boy al mejor jugador europeo de menos de 21 años, demostró su jerarquía con un buen disparo desde fuera del área ante el que Adán no pudo hacer nada (49).

Los veteranos Joaquín y el argentino Javier Saviola estuvieron cerca del gol en un Málaga que al principio de la segunda parte dio un paso adelante y se hizo definitivamente con las riendas del partido.

Pero el caos y los espacios que dejaba el Málaga favorecieron al Real Madrid, que empató en una extraña jugada en la que Sergio Sánchez marcó en propia puerta (66) después de que el francés Karim Benzema intentara rematar desde el suelo.

El Málaga siguió atacando y consiguió su premio tras un remate con el tacón de Joaquín al primer palo. El paraguayo Roque Santa Cruz, atento al rechace, marcó sin oposición (73).

Los mismos protagonistas fabricaron el gol de la sentencia, el español puso un balón al hueco al ariete para que batiera de nuevo a Adán (76). El equipo blanco recortó diferencias con un gol de Benzema, a pase del alemán Mesut Ozil, pero fue demasiado tarde.

El conjunto de Mourinho, que defiende el título logrado la temporada pasada, se queda en el tercer puesto a 16 puntos del Barcelona, mientras que el grupo dirigido por el chileno Manuel Pellegrini consolida su cuarta posición con 31 puntos, a dos de los blancos.

La última jornada del año 2012 finaliza este sábado con la disputa del Athletic-Zaragoza.