Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Deportes

Llegó la hora de deslumbrar

MEXICO. Después de un 2012 en el que Londres entonó una nota perfecta con los Juegos Olímpicos, los reflectores apuntan a Brasil y la Co...

MEXICO. Después de un 2012 en el que Londres entonó una nota perfecta con los Juegos Olímpicos, los reflectores apuntan a Brasil y la Copa Confederaciones de junio, el primero de los tres grandes eventos que el gigante sudamericano organizará en los próximos cuatro años.

Los monarcas de las seis confederaciones de la FIFA (además del campeón mundial España y el país anfitrión) se enfrentarán en seis ciudades del 15 al 30 de junio en el torneo que servirá como antesala para la gran cita de 2014: la Copa del Mundo en Brasil, que la había organizado ya en 1950.

Brasil también albergará los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

La FIFA aprobó recién en noviembre las últimas sedes para la Confederaciones, en medio de unos preparativos que se vieron afectados por diversos retrasos. ‘Estamos seguros de que todo estará listo a tiempo’, comentó el líder de la FIFA, Joseph Blatter, al participar el 1 de diciembre en el sorteo de grupos del torneo. ‘Sabemos que no hay nada perfecto. La perfección no existe, pero estoy seguro que estará listo a tiempo’. Aunque para los equipos participantes se trata de una especie de fogueo para el Mundial, la Confederaciones es vital para que el país anfitrión pruebe sus sistemas de transportación, aeropuertos, seguridad y capacidad hotelera de cara a 2014 y 2016. Cualquier traspié organizativo encendería las alarmas un año antes de la Copa del Mundo, que no se realizaba en Sudamérica desde la de 1978 en Argentina. ‘Los brasileños le estamos demostrando al mundo que somos buenos dentro y fuera de la cancha’, declaró en días recientes la presidenta brasileña Dilma Rousseff al inaugurar el estadio de Belo Horizonte.