Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Deportes

Con las cosas en contra

A cudí a presenciar el choque final por el oro en el fútbol sala, donde Panamá enfrentó a Guatemala. Fue un partido vibrante, intenso, e...

A cudí a presenciar el choque final por el oro en el fútbol sala, donde Panamá enfrentó a Guatemala. Fue un partido vibrante, intenso, emocionante. Los nuestros comenzaron muy bien, tocando la esférica, rotándola y abriendo espacios en la defensa chapina. Tras un gran primer tiempo, Michael De León tenía a Panamá en ventaja por la mínima diferencia.

Abriendo el segundo capítulo, De León volvió a perforar la valla de los guatemaltecos. Con un 2-0 a favor, comenzó a operar una especie de conspiración contra nuestro equipo. De repente, el cronómetro dejó de marcar el tiempo. El técnico Capuzano, enojado con toda razón, reclamó con fuerza. El ‘problema’ se arregló. Un par de minutos después, y de manera muy sospechosa, el cronómetro volvió a detenerse sin explicación alguna. El proceso de desconcentración contra Panamá estaba en marcha. Y otra vez, le cobró dividendos a los nuestros. Una vez los chapines igualaron el marcador, el cronómetro no tuvo más inconvenientes. ¿Lo arreglaron? No creo. En la cancha, las cosas también comenzaban a pintarse negras. Un árbitro que dejaba seguir el juego ante las reiteradas faltas contra los jugadores panameños. Ahh, y dos penales errados. Conté 18 claras ocasiones de gol, que iban al poste o atajadas por el arquero contrario. Se perdió un juego, se perdió el oro. Nos quedó un consuelo. Al retirarnos, un chapín se atrevió a decir: ‘Ja, ja, les ganamos el oro, cómo te sentís?’. —‘Muy bien’, contesté. —‘Nosotros estamos en la hexagonal... y ustedes ¿dónde?’. Su sonrisa se convirtió en mueca.

PERIODISTA