Temas Especiales

17 de May de 2022

Deportes

Porfirio Ellis asume el control del baloncesto nacional

Con un deporte fisurado y visiblemente sacudido por los malos resultados, el baloncesto inició una lucha interna para sacudirse de sus p...

Con un deporte fisurado y visiblemente sacudido por los malos resultados, el baloncesto inició una lucha interna para sacudirse de sus problemas.

Surgió un grupo que comenzó a hacer oposición contra Miguel Sanchiz, presidente de la Federación Panameña de Baloncesto (Fepaba).

Es así como se presenta la nómina ‘Unidos por el baloncesto’, encabezada por el doctor Porfirio Ellis, quien en alianza con otro dirigente, Carlos Araúz, decidieron presentar una sola nómina a la elección celebrada el 30 de diciembre de 2010.

Ellis, escogido para presidir la Fepaba entre 2010 y 2014, recibió el aval de seis ligas de baloncesto: Colón (Daniel Castrellón), Coclé (Gustavo Figueroa), Chiriquí (José Gómez), Darién (Ariel Martínez), Herrera (Eduardo Cerda) y Veraguas (Omar Sánchez); además de contar con el respaldo y el re conocimiento del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes).

Sin embargo, dos días antes de la elección de Ellis, el 28 de diciembre de 2010 (el Día de los Inocentes), Miguel Sanchiz recibió una buena noticia: el alto dirigente de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), Alberto García, le daba un espaldarazo de respaldo por parte del organismo.

Esto agravó la situación del ba loncesto panameño, que recibía por un lado el respaldo internacional para la directiva de Sanchiz, y el reconocimiento nacional para el equipo de Ellis; es decir, Panamá tenía dos federaciones de baloncesto.

Mientras Ellis procuraba organizar las cosas en el plano interno, Sanchiz mantuvo el respaldo de FIBA, incluso, para enviar un equipo al torneo Preolímpico, con malos resultados para el equipo mayor.

Una vez decretada la suspensión del baloncesto panameño por parte de la FIBA, este deporte ha tratado de retomar el paso, al menos a nivel interno, con competencias intercolegiales y una Liga Nacional de Baloncesto; ambos certámenes comenzaron en este mes de julio.

Al menos, el movimiento local del deporte del aro y el balón ha comenzado a sacudirse el moho y a desempolvar uniformes, balones y tabloncillos.