Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Deportes

El ‘rock star’ vuelve a casa de Ferrari

ITALIA. Kimi Raikkonen regresará en 2014 a Ferrari, la escudería con la que ganó el Mundial en 2007 y que dos años después le pidió que ...

ITALIA. Kimi Raikkonen regresará en 2014 a Ferrari, la escudería con la que ganó el Mundial en 2007 y que dos años después le pidió que dejara su puesto de líder al español Fernando Alonso, en un retorno espectacular, digno de la estrella del rock que siempre pareció el finlandés.

‘Iceman’ nunca ha dejado indiferente a nadie y en cada carrera ha demostrado ser un piloto muy alejado del resto. Sin ir más lejos el domingo pasado en Monza luchó sin límite para terminar en la 11ª posición, después de protagonizar algunos adelantamientos memorables con Lewis Hamilton (Mercedes).

Así es Kimi; siempre le ha gustado correr, más que cualquier cosa. "Una victoria es una victoria, independientemente de la manera en que se consigue. Los años pasan pero el sentimiento es el mismo", declaró después de su última victoria en la Fórmula 1, este año en la apertura del Mundial en Australia, en el que fue el 20º triunfo en su carrera.

‘Iceman’ también puede presumir, en su retorno triunfal a la F1 con Lotus después de tres temporadas fuera del circuito para dedicarse a los rallies, de haber logrado el récord de ‘Top-10’ consecutivos. Acabó en los puntos en 27 carreras seguidas; desde Bahréin en 2012 a Budapest en 2013, superando la anterior marca de 24 del alemán Michael Schumacher.

Desde que debutara con Sauber en 2001, Raikkonen ha terminado en el podio en 75 de los 188 grandes premios en los que ha participado. A los 33 años Kimi sigue siendo adorado por los aficionados. Además, después de su regreso se ha mostrado fuerte y motivado, convirtiéndose en uno de los pilotos más complicados de superar a pesar de no contar con un coche de la élite de la competición.

Antes de fichar por Ferrari, Raikkonen negoció su incorporación a Red Bull pero las conversaciones no llegaron a buen puerto.

El equipo austriaco ascendió finalmente de Toro Rosso al australiano Daniel Ricciardo para sustituir al también australiano Mark Webber. "No tenemos tanto dinero como Red Bull y Ferrari pero sí los hombres y las herramientas, si trabajamos en la buena dirección podemos ganar otras", dijo Raikkonen después de imponerse en Australia.

Seis meses más tarde, entre las incertidumbres técnicas de una continuidad en Lotus y un prestigioso regreso a Ferrari, el finlandés no ha dudado. "Kimi es un gran piloto’, dijo ayer, sábado en Monza el presidente de Ferrari Luca di Montezemolo.