Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Deportes

Panamá en busca del título

PANAMÁ. Las novenas de Puerto Rico y Panamá cerrarán esta tarde el primer campeonato panamericano de béisbol Sub-21, disputando la coro...

PANAMÁ. Las novenas de Puerto Rico y Panamá cerrarán esta tarde el primer campeonato panamericano de béisbol Sub-21, disputando la corona del evento que desde el pasado 30 de octubre tuvo como sede tres estadios del interior de la República.

Bajo la conducción de Rodrigo Merón, la tropa nacional se paseó invicta a lo largo del torneo, contando con dos armas principales en este recorrido: un cuerpo de lanzadores muy efectivo y bateadores que cumplieron su trabajo a la hora de traer las carreras a la casa.

Con estos dos elementos principales, Panamá prácticamente no tuvo rivales en la ronda regular del campeonato, incluyendo a sus rivales de esta tarde, en el estadio Rico Cedeño de la ciudad de Chitré.

VISTAZO

Boricuas y panameños se midieron el sábado 2 de noviembre en el mismo escenario de hoy.

Los panameños hicieron fiesta con el pitcheo de los isleños, venciéndolos 12-0, por abultamiento de carreras.

‘Estoy muy sorprendido por este resultado, Puerto Rico es un buen equipo’, apuntó Merón al terminar ese partido.

En ese juego, Panamá sonó nueve imparables, cuatro de ellos cuadrangulares; Harold Araúz trabajó seis episodios para llevarse la victoria.

Fue el único traspié de los puertorriqueños en el torneo. En adelante, no tuvieron problemas para despachar a Nicaragua, Puerto Rico y República Dominicana para ubicarse en ruta hasta la final del torneo y la meta de obtener un cupo para el certamen mundial del próximo año.

COMPARACIONES

Mirando las actuaciones de los dos equipos, se diría que Panamá cuenta con todos los elementos a su favor para que la Copa Carlos Lee se quede en territorio nacional, a juzgar por el comportamiento colectivo del equipo.

Un equipo compacto, con 14 jugadores profesionales activos, lució imbatible en los ocho partidos que disputó en la ronda regular del campeonato.

Panamá bateó para promedio colectivo de .322, producto de 78 hits en 242 turnos; con 10 cuadrangulares, cinco triples y 14 dobles, anotaron 74 veces y remolcaron 58 carreras al plato.

Los lanzadores panameños admitieron solo 10 carreras, seis de ellas limpias, para una microscópica efectividad de .089.

Un dato relevante es que los brazos nacionales no cedieron cuadrangulares a ningún rival, y apenas un triple y cinco dobles fueron los extrabases que les conectaron.

Puerto Rico terminó con promedio colectivo de .279, con 57 inatrapables en 204 turnos con el madero.

De sus imparables, tres fueron jonrones, tres triples y 10 dobles, para conseguir 53 anotaciones y 40 remolques. En cuanto a sus lanzadores, terminaron con efectividad de 3.28.

El partido por el tercer lugar del campeonato lo disputarán los equipos de Nicaragua y Venezuela, a las diez de la mañana en Chitré.

Los nicas derrotaron 12-1 a los vales en el choque de ronda regular.