Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Deportes

Un sueño con la raqueta en mano

DAVID. La primera vez que Luis tocó una raqueta de tenis de campo, tenía seis años; desde ese día el tenis se ha convertido en su pasión.

DAVID. La primera vez que Luis tocó una raqueta de tenis de campo, tenía seis años; desde ese día el tenis se ha convertido en su pasión.

Hoy el pequeño gigante, de los Chin se ha constituido en el Campeón Nacional de las categorías U-10 y U-12; ahora tiene 10 años.

El biotipo de Luis Chin, una figura menuda que pareciera conversar de fragilidad, ha engañado con magistral mimetismo a sus contrincantes, los cuales han quedado tendidos en la cancha, la mayor parte del tiempo. Su fortaleza e inagotable resistencia lo han hecho el rival a vencer.

Gobernó hasta el año pasado las categorías arriba señaladas. Este año, dejo vacante el título de la U-10.

Un saque arrollador, su golpe de revés (backhand) y el forehand, sello característico de los grandes tenistas como Roger Federer y Rafael Nadal, a quien confesó como su ídolo, como el modelo a seguir, a superar dijo él mismo, al tiempo se secaba el sudor después de una práctica intensa de unas dos horas y media.

ORGULLO FAMILIAR

‘Comenzó desde muy pequeño, motivado por sus tíos que siempre han jugado en la cancha familiar que tenemos en casa’, relata su padre, Luis Chin, sin poder ocultar su orgullo, su felicidad.

Luis padre comenta que a los seis años el pequeño caminaba la cancha y voleaba (le pegaba a la bola), con mucho interés, pero aclaró que no fue hasta el séptimo cumpleaños, cuando recibió clases e instrucción física para formar el atleta que hoy es. ‘Luego cuando se pudo descubrir las cualidades fenotípicas y el interés por el tenis, inicio su caminar en esta disciplina’, rememoró el progenitor.

COMPETIDOR NATO

Quienes le vieron es sus primeros duelos, aseguran que Luisito, nunca le ha agradado perder, bueno a ningún atleta, le cautiva sufrir reveses. Esa parte del juego, la detesta.

En su primer encuentro, Chin perdió, salió llorando, según recordó su padre. ‘Recuerdo que perdí mi primer partido, pero los consejos atinados de papá, me han sostenido e impulsado’, dijo sin timidez alguna el pequeño raquetero chiricano.

Chin ganó su primer título en 2010. Fue en la categoría de novatos. ‘En octubre del 2010, ganó su título de campeón novato’, dijo su padre (quien lleva su mismo nombre de pila), su mirada pareció perderse en retrospectiva para volver al instante y conversar de los planes y metas que su hijo le ha compartido.

Objetivos que involucran, darse a conocer a nivel internacional-llegar a emular a Nadal-en palabras del actual campeón de la U-12, porque ahora ha dejado vacante la categoría U-10, debido a que acaba de cumplir 11 años.

Cuando cumplió ocho, se posesionó de la segunda clasificación en el ranking nacional de la categoría U-10; se mantuvo allí por dos años hasta que en el 2011 logró coronarse en esa categoría.

El año siguiente (en 2012) posesionado aún en su categoría, decide escalar dos peldaños e incursionar en la U-12. También conquistó el título, irónicamente su ídolo Rafael Nadal, estuvo lesionado durante esa temporada.

EL ENTRENADOR TÁCTICO

‘Llégale, llégale… pégale mejor, usa el forehand, ahora el backhand’, gritaba desde un extremo de la cancha su entrenador Dafnis ‘Baby’ Chávez, quien definió a Chin como un atleta diferente y de juego maduro. ‘Una variedad enorme, su madurez y estilo de juego en profundidad, lo hacen diferente al resto de los jugadores’, señaló. Con estas palabras dijo que el tenista tendría muchas opciones de conseguir grandes resultados tanto en el centroamericano como en la categoría en dónde debutará este año.