Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Deportes

Samkova, el bigote dorado

SOCHI, RUSIA. Eva Samkova colgó una cámara encima de casco antes de la final del snowboard cross olímpico, con el objetivo de mostrarle ...

SOCHI, RUSIA. Eva Samkova colgó una cámara encima de casco antes de la final del snowboard cross olímpico, con el objetivo de mostrarle a la teleaudiencia la singular mezcla de velocidad y caos de su deporte.

Samkova se encargó de poner la velocidad. Como siempre estuvo al frente, el caos no fue captado.

Encima de una tabla que parecía impulsada por unos cohetes, la checa de 20 años se adjudicó ayer domingo la medalla de oro de los Juegos de Sochi, ganando sus tres carreras de punta a punta.

Mientras la estadounidense Lindsey Jacobellis volvía a fracasar, Samkova surfeó por el trazado con una rapidez vertiginosa.

Acreditó su dominio al trabajo que hicieron los expertos al encerar su tabla, permitiéndole volar sobre la nieve. ‘Pura física’, bromeó Samkova cuando la preguntaron sobre el rendimiento de su tabla Samkova también llamó la atención por pintarse los colores de la bandera checa sobre sus labios, una especie de bigote patrio.

‘Fue para tener suerte’, dijo. Pero la realidad es que Samkova no precisó suerte en ninguna de sus carreras, en las que sus márgenes de victorias fueron enormes.

‘Mi entrenador me aconsejó que lo mejor que yo podía hacer era estar al frente de ellas’, dijo Samkova.

La victoria de Samkova le dio a la República Checa su primer oro de los juegos.

En tanto, la canadiense Dominique Maltais se convirtió en la primera multiganadora de medallas en el snowboardcross femenino, al quedar en un distante segundo lugar.

La francesa Chloe Trespeuch completó el podio. Jacobellis, ocho veces campeona en los X Games, vivió otra pesadilla olímpica.

La estadounidense aún es recordada por su error en Turín 2006, en el que comandaba la final fácilmente, pero quiso hacer una pirueta para lucirse y quedó tirada.

Su empeño por conseguir el laurel que le falta en su palmarés se estrelló contra el muro en Sochi. Cuando marcaba el paso frente a las otras cinco corredoras en el Extreme Park de Rosa Khutor, Jacobellis perdió el balance tras un salto y quedó en el piso, allí, sus aspiraciones y sueños.