La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Atletismo

Yulimar vuela en el triple, Hassan completa su doblete

Se trata del segundo título mundial consecutivo obtenido por la atleta venezolana

Este sábado, Yulimar Rojas (d) volvió a rozar el récord mundial de triple con un salto de 15,37 metros.Yahya Arhab | EFE

La venezolana Yulimar Rojas volvió a rozar el récord mundial de triple con un salto de 15,37 metros y la holandesa Sifan Hassan, envuelta en la polémica por su pertenencia al grupo del suspendido entrenador estadounidense Alberto Salazar, completó su doblete en los Mundiales con el oro en 1.500 una semana después de ganar la final de 10.000.

El récord mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15,50) volvió a tambalearse ante los embates de Yulimar Rojas, que este mismo año acuñó en España, hace un mes en el mitin de Andújar, la segunda mejor marca de la historia (15,41).

Era el segundo título mundial consecutivo para la venezolana, que se hizo acompañar en el podio por la jamaicana Shanieka Ricketts, plata con 14,92, y la colombiana Caterine Ibargüen, campeona olímpica, que e una temporada difícil en el plano físico se alzó con la presea de bronce con 14,73.

El clásico del triple salto mundial, Rojas-Ibargüen, iluminaba la penúltima jornada de los campeonatos y la española Ana Peleteiro, campeona de Europa en sala, se sumó a la fiesta junto a la venezolana, su compañera de entrenamientos en Guadalajara.

El momento dulce de la discípula de Iván Pedroso, que ha gando siete de sus nueve competiciones este año y en cuatro de ellas ha superado los 15 metros, le concedía fundadas esperanzas de igualar a Ibargüen, a la cubana Yargelis Savigne y a la rusa Tatyana Lebedeva como doble campeona del mundo.

Ibargüen, atleta mundial de 2018, llevaba un año más complicado, sobre todo desde su lesión en los Panamericanos de Lima y no saltaba triple desde el 11 de julio, cuando sólo fue sexta en Mónaco.

Sifan Hassan remató su doblete en los Mundiales con una exhibición en solitario que le llevó a ganar el oro en 1.500 con la sexta mejor marca de la historia: 3:51.95. Una semana después de proclamarse campeona de 10.000 metros, Hassan alcanzó la segunda mitad del objetivo con que llegó a Doha.

Tomó la punta poco después del disparo de salida y no abandonó la posición hasta la meta. La keniana Faith Kipyegon, defensora del título, tardó casi tres segundos más, segunda con 3:54.22, récord nacional, y la etíope Gudaf Tsegay se llevó el bronce con 3:54.38, su mejor marca personal.

El estadounidense Joe Kovacs se proclamó, por un solo centímetro, campeón mundial de peso con un lanzamiento de 22,91 metros que le situó tercero en la lista mundial de todos los tiempos, en la final de mayor nivel de la historia.

Un solo centímetro separó a los tres medallistas. Kovacs inclinó de su lado el concurso con su último tiro, y Ryan Crouser, campeón olímpico, completó el doblete estadounidense con 22,90, dejando tercero, con la misma marca que él, al campeón del mundo anterior, el neozelandés Tomas Walsh.

Con ocho lanzadores (seis de ellos presentes en la final) por encima de los 22 metros este año, encabezados por el campeón olímpico Ryan Crouser (22.74), la pugna por el podio de peso prometía grandes marcas y el concurso no decepcionó.

Sobre el papel, superar la raya de los 22 metros no garantizaba ni tan siquiera una medalla. Y sucedió exactamente así. Un tiro de 22,53 no le bastó al brasileño Darlan Romaní para subir al podio. Terminó cuarto.

Hellen Obiri encabezó el doblete keniano, por delante de Margaret Kipkemboi, en la final de 5.000 metros, en la que venció con la mejor marca en la historia de los campeonatos (14:26.72) pese a haber hecho todo el gasto en cabeza.

La alemana Konstanze Klosterhalfen aguantó con las dos kenianas pero cedió en la última curva y terminó tercera con 14:28.43, por detrás de Kipkemboi, que hizo marca personal con 14:27.49.

Obiri, defensora del título y subcampeona olímpica, llegó a Doha encaramada al primer puesto de la lista mundial con 14:20.36, aunque había puesto de manifiesto cierta debilidad al quedar cuarta en la final de la Diamond League.

La británica Eilish McColgan puso ritmo a las primeras vueltas, aunque fue Obiri la que pasó en cabeza el primer mil en 2:56.90. la etíope Tsehay Gemechu se colocó a rebufo y la alemana Konstanze Klosterhalfen también compareció arriba en el tercer kilómetro.

Media docena de atletas -tres kenianas, dos etíopes y una alemana- llegaron en cabeza para discutir las medallas en los dos últimos kilómetros, siempre al ritmo que marcaba la generosa Obiri.

Pero Obiri no cedió. Cuando sus rivales le exigieron fue aumentando la velocidad de sus pasos y para ganar con casi un segundo de ventaja.

El relevo corto entregó títulos a Jamaica en mujeres y a Estados Unidos en hombres.

Con una alineación formada por Natalliah Whyte, Shelly-Ann Fraser-Pryce -campeona individual- Jonielle Smith y Sherika Jackson, Jamaica dominó la posta femenina con un tiempo de 41.44 segundos, por delante de Gran Bretaña (41.85) y de Estados Unidos (42.10).

Remató la penúltima jornada de los campeonatos un impresionante cuarteto masculino estadounidense formado por Christian Coleman -campeón individual de 100-, Justin Gatlin, Michael Rodgers y Noah Lyles -campeón de 200- que se impuso con 37.10.

Gra Bretaña se hizo con la plata en 37,36, nuevo récord de Europa, y Japón fue tercero con nuevo récord asiático (37,43).