Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Baloncesto

Houston retará la brillantez de un equipo consolidado

Ante los Golden State Warriors, los Rockets de Houston tratarán de llegar a la final de la liga por primera vez más de diez años

Houston retará la brillantez de un equipo consolidado
James Harden (d) saluda a los aficionados tras conseguir el pase a la final de la Conferencia Oeste de la NBA.

Los Rockets de Houston completaron una de las actuaciones más importantes de su historia como franquicia, y ahora, tendrán la oportunidad de acceder a la final de la NBA por primera vez en 20 años.

Pero antes, tendrán que derrotar el talento de Stephen Curry y la consistencia de unos Warriors que están dispuestos a hacer historia.

Los Golden State también tienen mucho tiempo de no celebrar grandes cosas.

UNA LARGA ESPERA

Bajo su actual denominación, Golden State Warriors, ganaron el título de la NBA por última vez en la temporada 1974-1975, cuando jugaban estrellas como Rick Barry, Jamaal Wilkes y Phil Smith.

Años después, los Warriors tendrían a la súper estrella Chris Mullins y jugadores talentosos como Mitch Richmond y Tim Hardaway, unidos a Chris Webber y Latrell Sprewell, que convirtieron la franquicia en ganadora, aunque sin llegar al objetivo de una final de liga.

Los Warriors de hoy parecen decididos a hacer historia, con un jugador como Stephen Curry, el más valioso y considerado la gran estrella joven la NBA.

Suman juventud y experiencia, con David Lee y Draymond Green bajo los tableros, la calidad de Klay Thompson y veteranos competentes como Andre Iguodala, Leandro Barbosa y Andrew Bogut; los Warriors están dispuestos a llegar muy lejos.

ROCKETS INSPIRADOS

Después de estar casi al borde de la eliminación, Houston dejó en el camino a los Clippers de Los Ángeles, en un sorprendente retorno.

Los Rockets de 2014-2015 difieren bastante de aquellos que en dos temporadas consecutivas se quedaron con el campeonato, superando a los New York Knicks de Patrick Ewing y al Orlando Magic, del entonces muy joven Shaquille O'Neill.

Aquellos dos campeonatos de los Rockets tuvieron a varios protagonistas importantes: Hakeem Olajuwon, uno de los mejores centros de la historia de la NBA, Clyde Dextler, un delantero con extraordinaria versatilidad y Mario Elie, un consumado tirador desde la línea.

Desde esa época, los Rockets han buscado con afán un grupo de jugadores que le devuelva las glorias perdidas por tanto tiempo.

Tras las frustraciones que dejó el pivot chino Yao Ming, destrozado por repetidas lesiones de rodilla, Houston entró en un proceso de reconstrucción, firmando a Jeremy Lin, un base con más presencia mediática que sobre la cancha; una movida criticada que terminó por ser efectiva.

Consiguieron además al turco Ömer Asik, y la contratación del pivot Dwight Howard, de paso nada agradable con los Lakers.

Añadieron a James Harden procedente de los Thunders, en una movida tan acertada que Oklahoma sabe que lamentará por años.

Los Rockets vuelven a una final de conferencia desde la temporada 1995-1996, cuando perdieron 4-2 ante Utah Jazz, conscientes de que tendrán ante ellos a uno de los mejores y más talentosos equipos de toda la NBA en esta temporada.

==========

Stephen Curry,

‘ Tenemos una deuda de muchos años que pretendemos saldar para alegría propia'

DE GOLDEN STATE WARRIORS, EL JUGADOR MÁS VALIOSO DE LA NBA.