Temas Especiales

25 de May de 2020

Baloncesto

Oklahoma quiere liquidar esta noche

Tras una histórica temporada, Golden State podría ser sacado de raíz por el Thunder, que tienen la inspiración de Wesbrook y Durant

Oklahoma quiere liquidar esta noche
Russell Wesbrook (i) custodia de cerca a Draymond Green en la pintura.

Los Warriors de Golden State podrían dejar esta noche la corona de campeones de la NBA, y terminar abruptamente una temporada extraordinaria.

Con una desventaja de 3-1, los dirigidos por Steve Kerr enfrentan un encuentro de eliminación ante Oklahoma Thunder, por primera vez en lo que va de los playoff.

En el cuarto partido de la serie por el campeonato de la Conferencia Oeste, Russell Westbook mostró su mejor versión, con 36 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, comandando un fiero ataque en el segundo cuarto, que resultó decisivo para el triunfo 118-94.

CONTRA LAS CUERDAS

  • Habrá que ver si Golden State puede superar este momento decisivo
  • 3-1 es el tablero de la serie entre Thunder y Warriors, que con un triunfo de los primeros, podría quedar liquidada hoy en Oakland, California.

Todos los titulares de Oklahoma anotaron más de 10 puntos, y el control férreo sobre Stephen Curry (limitado a solo 19 puntos), Draymond Green, quien apenas anotó seis puntos y Klay Thompson, que coló 29 puntos, pero que nunca resultó factor decisivo en el ataque de Golden State.

LOS NUEVOS FACTORES

Oklahoma no le dio respiro a los tiradores de Golden State, e hicieron del Chesapeake Arena una fortaleza inexpugnable.

Esa presión que impuso la defensa del Thunder asfixió a los Warriors, que no tuvieron respuestas en los dos partidos como visitantes en esta serie.

Ahora, obligados a ganar, Golden State tratará de que en el Oracle Arena esta noche se hable un solo lenguaje, el de la victoria.

‘No estamos muertos', sentenció Curry, quien pese a admitir que el encuentro del martes fue uno de los peores que ha jugado en la postemporada, reiteró que ‘solo creyendo en nosotros mismos podremos regresar'.

Tal vez sea ese detalle sicológico el nuevo factor que Golden State tendrá frente a sí hoy, ante los agrandados Thunders, que amenazan con sacarlos del camino.