28 de Feb de 2020

Baloncesto

El baloncesto, en deuda otra vez

Restando hoy el encuentro de trámite ante México, en Monterrey, examinamos el paso del quinteto panameño en la clasificación al Mundial de China, 2020

La segunda ventana de clasificación al Mundial de Baloncesto 2020 en China termina hoy lunes para Panamá, enfrentándose a México en el gimnasio Nuevo León Unido, de Monterrey. Un pasaje que pudo haber sido mucho más gratificante, a juzgar por la calidad de jugadores que tiene el baloncesto panameño en estos momentos compitiendo en distintas ligas profesionales fuera del país.

PRIMERA FASE

De la mano del técnico español Manuel Hussein, Panamá inició su andar por el cupo mundialista jugando la primera fase en el Grupo A, ante las selecciones de Argentina, Paraguay y Uruguay, en el formato de ida y vuelta; el quinteto nacional ganó tres partidos y perdió tres, dejando en el camino a Paraguay para avanzar a la segunda y decisiva fase de clasificación.

SEGUNDA VENTANA

En esta etapa, se establecieron dos grupos de seis equipos cada uno; los tres primeros de cada llave avanzan directamente al Mundial, sumando al mejor cuarto equipo de entre los dos grupos.

Panamá quedó sembrado en el Grupo E, junto con Estados Unidos, Argentina, Puerto Rico, Uruguay y México.

Restándole solo el partido de hoy, Panamá ganó un juego en esta etapa (76-65 sobre México), perdiendo cuatro partidos. El balance entre ambas fases de juego para Panamá es de cuatro victorias y siete derrotas, un registro que le excluye, incluso, de la lucha por el mejor cuarto lugar.

Sin contar lo que suceda hoy en Monterrey, y de acuerdo con las estadísticas de FIBA Américas, el base Trevor Gaskins ha sido el mejor anotador por Panamá, con promedio de 12 puntos, además de liderar al equipo en asistencias con 5 por partido y con minutos en cancha, con 30.5; mientras que Tony Bishop ha tomado 6.8 rebotes por juego, mientras que Javier Carter resultó el jugador que hizo al quinteto nacional más eficiente cada vez que ha estado en la cancha.

Luego de este torneo, el baloncesto nacional tendrá que mirar entre sus necesidades inmediatas y sus proyecciones futuras, teniendo como prioridad trabajar en las categorías mejores, buscando talentos para desarrollarlos