Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Béisbol

El mercado de cambios todavía cuenta con talentos escondidos

Los rumores de transacciones entre equipos de las Grandes Ligas saben de peloteros que serían altamente útiles, si consiguen una negociación

El mercado de cambios todavía cuenta con talentos escondidos
Evan Longoria ha sorteado lesiones y malos momentos, para seguir siendo un pelotero muy útil.

Los rumores en el mercado de cambios de las Grandes Ligas manejan información bastante certera de qué jugadores estarían en condiciones de ser movidos a otras franquicias.

Cambiar a un buen jugador por algunos prospectos no siempre resulta el mejor negocio, pero cuando se trata de peloteros que han desplegado un buen trabajo, entonces todo es diferente.

CAMBIOS EN TIEMPOS

El mercado cambiario en la temporada baja es muy distinto al de mitad de temporada, principalmente, porque los peloteros están en caliente, su rendimiento a la vista y las necesidades de los equipos, de acuerdo a sus perspectivas en el año, son muy distintas.

Los Cachorros de Chicago y los Indios de Cleveland aprovecharon los vientos de cambio en los Yanquis de Nueva York, para llevarse a dos de los mejores relevistas del béisbol estadounidense.

El cubano Aroldis Chapman llegó a Chicago y Andrew Miller a Cleveland, sin pensar que serían rivales en la Serie Mundial, donde Chapman se quedó con el anillo de campeón.

Si estos movimientos se hubieran dado en la temporada baja, de seguro que todo se movería en el ámbitos de las proyecciones que Indios y Cachorros tenían antes de comenzar el año.

Por ello, todos los movimientos a partir del cierre de la temporada regular tienen un objetivo común: proyectar lo que se quiere de un equipo para la próxima campaña.

LOS GRANDES NOMBRES

Es muy probable que el venezolano Miguel Cabrera inicie la próxima temporada con los Tigres de Detroit, pues mientras los rumores sobre su cambio a otro equipo se acrecentan en estos momentos, todo podría quedar postergado hasta el momento en el que sus servicios resulten de mucho más alto valor (del que ya es), principalmente para un equipo contendiente y que busca la postemporada.

‘EVAN LONGORIA ES EL SÍMBOLO DEL EQUIPO, PERO HAY QUE PENSAR EN LO QUE PODEMOS HACER EN 2017',

KEVIN CASH

MÁNAGER DE LOS RAYS

Con 33 años de edad, Cabrera promedia .321, 31 cuadrangulares y 110 carreras empujadas en 13 años de trabajo con los Marlins y los Tigres. Su nombre, junto al del lanzador Justin Verlander, y de peloteros como Andrew McCutchen, Chris Sale y Ryan Braun suenan como potenciales transacciones antes de comenzar los entrenamientos de primavera para la temporada del 2017.

El caso de Braun es el de un jardinero izquierdo que se dirigía al estrellato, con un premio al Jugador Más Valioso, pero que sucumbió ante las sustancias prohibidas.

Braun promedia .304, 28 jonrones y 93 remolques en 9 campañas con los Cerveceros de Milwaukee, que este año vio resurgir su carrera, con números de .305 de promedio, 30 cuadrangulares y 91 carreras empujadas.

¿SUBESTIMADOS?

Los Rays de Tampa no han tenido nada que celebrar en las tres últimas temporadas, salvo la buena salud de su gran insignia, Evan Longoria.

Lleva cuatro campañas seguidas jugando 160 o más partidos, con 28 jonrones y 87 carreras empujadas en este período, números muy confiables para un equipo que necesite de un tercera base consistente.

Si los Rays quieren cambiar a un jugador que firmó con ellos hasta el año 2022, entonces habrá muchos equipos interesados.

Una mirada a la Liga Nacional nos muestra a uno de los mejores peloteros subestimados del momento en el primera base de los Diamondbacks de Arizona, Paul Goldshmidt.

Sin dudas, un excelente pelotero, con .299 de promedio, 23 jonrones y 84 remolques en sus cinco años con Arizona, Goldschmidt podría estar disponible, si el equipo pretende conseguir en trueque talento joven y desarrollable.

Al igual que en el caso de Longoria, al cañonero de los D'Backs no le acosan las lesiones, algo que muchos equipos valoran tanto o más que las contribuciones directas, por el impacto en la alineación diaria.