Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Béisbol

Un interesante caso para Cooperstown

El de Bob Abreu es uno de esos desafiantes casos para los más de 400 cronistas con derecho a voto para el Salón de la Fama del béisbol. Su primera cita con los electores es en enero de 2020.

Bob, conocido también como “El Comedulce”, en honor a su padre, que le inculcó el amor al béisbol en la apacible ciudad de Maracay (Venezuela) tiene “contras” y “pros” para ser considerado de pleno un inmortal. Pero, ¿cuáles son estos factores que vuelven tan atrayente el escrutinio de sus méritos dentro del diamante?

Durante las 18 temporadas (1996-2014) que militó en las grandes ligas con equipos como Filadelfia (club que lo exaltó a su Salón de la Fama), NYY, Angelinos y Mets, mostró una sorprendente capacidad para “ver pitcheos”, de enorme paciencia en la caja de bateo para esperar envíos en la “zona buena”, lo que le proporcionó una considerable cantidad de boletos, logrando además que sus compañeros, prevenidos al bate, observaran el repertorio del serpentinero.

Los contras

Cuando se observan los números de Abreu en sus 18 zafras, se aprecia un WAR (60) relativamente bajo en cuanto a jardineros se refiere. Bob , ocupa la casilla 20 entre RF, siendo el promedio de este parámetro del orden de 71.5. En lo concerniente al WAR7 (WAR de sus mejores 7 campañas) presenta el venezolano un valor de 41.6, relativamente modesto aunque superior al de otros jardineros derechos como Tony Gwynn, Gary Scheffield, Vladimir Guerrero, Dave Winfield y Sam Crawford, algunos ellos HOF.

Los pros

Hay algunas aristas que hacen a Bob Abreu un jugador especialmente valioso. Bob logró una excepcional combinación de paciencia en el plato, bateo para promedio y de alcance medio, velocidad en las bases y aceptable defensiva.

Fue tanta la capacidad de Bob de ver pitcheos, que acumuló 1476 BB. Solo 19 peloteros en la historia tienen más boletos que Abreu. Comparte con Frank Thomas la marca de 10 campañas de al menos 100 transferencias.

En cuanto a su velocidad en las bases estafó 400 almohadillas. Bateó un total de 2470 hits, de los cuales 574 fueron tubeyes y 288 Jonrones. Hay un dato que habla por sí solo de la acentuada versatilidad de  Bob Abreu: es el número 14 de todos los tiempos (334.88) en Power-Speed.

Bob es uno de los seis jugadores en la historia con al menos 250Jrs, 2000 hits, 1000 anotadas, 1000 impulsadas, 1000 boletos y 300 bases robadas. Los otros cinco son: Barry Bonds, Craig Biggio, Joe Morgan, Rickie Henderson y Willie Mays.

Por su singular capacidad para embasarse Bob Abreu es segundo de todos los tiempos en OBP (0.3950) entre peloteros latinos en la MLB.

Tal vez en la votación final de enero pese un mundo el factor WAR, pero sin duda un análisis cuidadoso de las habilidades de este excepcional pelotero pondrán a pensar a más de un elector y le otorgue el sufragio para seguir en la búsqueda de un sitial. Un gran desafío el de Bob

Respuestas a las trivias de la columna anterior:

(1) Al Kakine (1955) fue el pelotero más joven en ganar el título de bateo de la liga Americana. (2) El 8 de septiembre de 1965 el cubano Dagoberto Campaneris se convirtió en el primer pelotero en jugar las nueve posiciones en un mismo encuentro. (3) Pete Alonso (Mets) disparó 53 Jonrones para implantar una marca para novatos en la Liga Nacional.