18 de Oct de 2021

Béisbol

Jimmy Rollins, un interesante candidato

Versátil y útil con el madero y su guante. Se presentará dentro de un año ante los cronistas con voto para el Salón de la Fama del béisbol

En la próxima boleta (2022) para el Salón de la Fama del béisbol aparecerá un interesante pelotero, el campo corto Jimmy Rollins. Este jugador se convirtió, en la temporada de 2007, en el séptimo pelotero en la historia en batear al menos 20 dobles, 20 triples , 20 jonrones y 20 estafadas. Sus números en esa temporada fueron los siguientes: 38 dobles, 20 triples (líder de liga), 30 cuadrangulares y 41 bases robadas.

Por lo pronto puede afirmarse que fue un pelotero productivo, talentoso y bastante completo .Wikipedia

Lograr una campaña de este corte requiere de muchas habilidades, de una versatilidad a toda prueba. Para tener una idea de esta combinación de destrezas, basta decir que uno de los que lo logró tenía por nombre Willie Mays.

Rollins comenzó en las mayores un 17 de septiembre de 2000. Su equipo de casi toda la vida, los Filis, se enfrentaba a los Marlins, alineó en el SS y como segundo bate, delante del venezolano Bob Abreu. En ese debut se fue de 4-2 (triple y sencillo) y se robó una base, anotando 2 de las 6 carreras con las que Filis derrotó a Florida 6-5.

De hecho, Rollins participó en el racimo de tres carreras en la baja de la séptima para dar ventaja definitiva a Filadelfia.

Desde 2001 arranca su carrera en firme: llega como tercero en la votación de Novato del año, y es tomado en cuenta para MVP al arribar en la casilla 17, debido a sus lideratos de robos (46) y triples (12) de liga. A lo largo de su pasar por los diamantes, Rollins ganará otros tres lideratos de triples y uno de anotadas (139 en 2007). En esa temporada de 2007 se alza con el prestigioso premio al MVP, e iguala la marca reseñada al comienzo de este escrito.

A manera de ejemplo de su vertiginosa capacidad ofensiva: en 2004 Rollins se convirtió en el primero en dar jonrones dentro del parque por primera vez en dos estadios el mismo año: en primer lugar disparó jonrón de piernas en el Citizen Bank Park, contra los Royals y luego en el Petco Park contra los Padres de San Diego.

Durante 15 temporadas (13 con los Filis, una con los Dodgers y otra con los Cachorros) Rollins coleccionó los siguientes números y distinciones :

• Tres guantes de oro como SS.

• Un WAR defensivo de 15.9

• 10 temporadas de 30 o más bases robadas.

• Dos lideratos de total zone Runs (SS).

• Dos lideratos de promedio de fildeo.

• Un WAR de 47.6 (casilla 25 entre SS).

° 2455 H (511 dobles, 115 triples, 231 Jrs).

• 470 bases robadas.

•264/324/418 con OPS 743 y OPS+ 95.

• 9 temporadas en el top 10 de power-speed.

Estos números no son en sí deslumbrantes, no son todo lo que se quisiera en un pelotero de primer orden para la inmortalidad, pero sí muestran que se trata de un pelotero de buena defensa, velocidad en las bases (uno de los más rápidos en el béisbol), poder medio y con poder de largo alcance eventual. Alguien capaz de tener seis campañas con más de 100 anotadas.

Será un candidato interesante Rollins, para nada un automático a Cooperstown, ni cerca, pero tampoco es de esos peloteros descartables de primera mano. ¿En qué orden estará su primera votación? ¿Logrará superar el 10% para luego ir creciendo en votación? Faltan 10 largos meses para comenzar a dilucidar estas interrogantes. Por lo pronto, puede afirmarse que fue un pelotero productivo, talentoso y bastante completo.