Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Fútbol

España y el gran peso de la estrella

El juego de toque del campeón del mundo desarbola cualquier defensa, pero es una lección aprendida por muchos

Entre Sudáfrica 2010 y Rusia 2018, España tiene un problema: Brasil 2014.

Un Mundial en el que convivirán dos excelentes generaciones de futbolistas. Pero ninguna en su mejor momento.

La campeona del Mundo defenderá título en plena transición y con dudas.

Nadie cuestiona el talento de la Roja, con jugadores de altísimo nivel y calidad en el terreno de juegos.

Sin embargo, sus debilidades son cada vez más evidentes, como demostró la goleada por 3-0 que le endosó Brasil en la final de la Copa Confederaciones el año pasado.

El salto cualitativo de España le ha etiquetado como eterna aspirante.

Pero el propio técnico Vicente del Bosque reconoce que será muy difícil hilvanar un inédito póker de triunfos consecutivos de Eurocopa, Mundial, Eurocopa y otra vez Mundial en seis años.

Hasta la fecha, solo Italia, en 1934 y 1938, y Brasil, en 1958 y 1962, lograron ganar dos mundiales consecutivos.

Del Bosque lleva meses renunciando públicamente al papel de favorito.

Puede ser que esté preparando a la plantilla y a todo un país, acostumbrado últimamente a ganar, para la derrota.

Pero también es verdad que el entrenador español es experto en vestir al lobo con piel de cordero para restar presión.

‘Lo más normal es que no quedemos campeones del mundo. Espero que este grupo de jugadores, que han sabido ganar, el día que nos toque la derrota, lo sepamos asimilar’, dijo Del Bosque hace unos meses.

‘Es un gran reto defender el Mundial en Brasil, volver a ganarlo sería una locura’, agregó el central Sergio Ramos.

Para ser vigente campeona y cabeza de serie, no se puede decir que España saliera muy beneficiada del sorteo.

Encuadrada en el Grupo B, debutará frente a Holanda el 13 de junio, en una reedición de la final del pasado Mundial.