Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Fútbol

‘Pepín’ y su viaje inédito al Mundial

José Pepín’ Alavrado, periodista ecuatoriano, amante de las aventuras, y del fútbol, espera llegar a tiempo a la Copa del Mundo

A ningún fanático del fútbol, se le ocurriría la extraña idea de realizar un viaje en limosina, desde Estados Unidos, hasta Brasil para presenciar el Mundial.

Muchos dirían que viajare de esa forma, es una locura, pero no para el señor José ‘Pepín’ Alavrado, un periodista ecuatoriano, amante de las aventuras, de las travesías inéditas y del fútbol.

‘Pepín’, como lo conocen sus amigos, prefirió sacrificar la comodidad de viajar en un avión hasta Brasil, para hacerlo en un vehículo de lujo, en un recorrido de más de 7 mil millas.

Su travesía empezó en la ciudad de Connecticut, Estados Unidos el 19 de abril.

Posteriormente, hizo paradas en Nueva York, Laredo, Atlanta, San Antonio y cruzó la frontera con México, sin muchas novedades.

Luego de atravesar México, recorrió todo Centroamérica: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Después de más de un mes de recorrido, llegó a Panamá, para luego trasladarse a Colombia, Venezuela y finalmente su destino final, Brasil.

VIAJERO APASIONADO

Su obsesión por los viajes y la aventuras, es algo que lleva en la sangre, desde que vino al mundo.

‘ Eso no es broma. Cuando nací, los bajos recursos económicos de mis padres, no eran suficientes para criarme y mi madre se veía obligada a cargarme de pecho en pecho. Allí creo, comenzaron mis aventuras’, recuerda Alavrado.

Luego de un tiempo, sus padres se separaron, y se vio obligado a trasladarse de ciudad en ciudad.

Relata el señor Alavrado, que cuando cumplió 6 años, se fugó de la casa, porque había perdido un dinero, y le tuvo temor al implacable castigo de su madre.

‘Me internaron en una institución salesiana y constantemente hacíamos viajes a otras haciendas, en diferentes ciudades

Su primera gran aventura, fue en 1976. Por cosas del destino, `Pepín’ se fue a residir en la ciudad de los rascacielos, Nueva York.

Allí, logró obtener el título de licenciatura en Administración de Negocios y decide realizar un travesía hasta su natal Ecuador, pero lo hace al estilo ‘mochilero’.

VIAJES MUNDIALISTAS

En 1986, ‘Pepín’, realiza su primera travesía a un Mundial, el de México 1986.

Junto a unos amigos, viajó desde la ciudad de Los Ángeles, hasta México y puro recorrer varias ciudades.

Cuatro años después (1990), el Mundial se disputa en Italia y si pensarlo, ‘Pepín’, se lanza nuevamente a la aventura mundialista, en un viaje que le tomó seis meses.

‘Realicé el viajé en avión. Luego, lo hice en tren durante tres meses. Me bañaba en las estaciones del ferrocarril. Cuando llegué a Francia, alquilé un auto, crucé los Alpes y llegué a Roma’, recuerda ‘Pepín’.

Desde entonces, ha viajado a otros torneos internacionales.

La idea de viajar en una limusina al Mundial, surgió hace un año, luego de una conversación con un amigo y colega llamado Mario Ponce, a quien había conocido en Italia.

‘Él me dio la idea de viajar en una limusina, pero en ese momento, no le presté mucha atención. Luego lo pensé, y decidí realizarlo’, sostuvo Alavrado.

DISEÑO ORIGINAL

La limusina de ‘Pepín’, que originalmente era blanca, fue decorada con un diseño semejante al del estadio Maracaná de Brasil y con detalles alusivos al máximo evento deportivo de este año.

En la parte superior del automóvil, está dibujada la figura del Cristo Redentor, semejante al que está en Río de Janeiro.

Al frente, en la tapa del vehículo, está el dibujo de la Virgen de Guadalupe, mientras que en la parte trasera se observa la imagen de San Vicente de Ferrer, el santo de devoción de ‘Pepín’.

Las ventanas están confeccionadas con el dibujo de los ocho grupos en que está divido el torneo.

Cada grupo, tiene dibujado la imagen emblemática de dos jugadores latinos, que se han destacado con su selección.

Alavrado espera llegar a tiempo a la inauguración, pero si no puede, quiere estar en el debut de su querido equipo, Ecuador.