Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Fútbol

Alemania 'götza' en Brasil-2014

Venció 1-0 a Argentina con gol en tiempo extra. Mario Götze anotó al minuto 112 el tanto. Es el primer europeo campeón en América

El partido comenzó con intensidad, digna de una final de fútbol entre dos viejos conocidos en el mundo del fútbol internacional. Alemania aguantó en los primeros minutos a una Argentina corajuda, que con dignidad buscó sacudirse del peso de las apuestas en contra.

Alemania, pasados los primeros 10 minutos, tomó el control de ese potro salvaje y buscó el arco de Romero.

Sin embargo, al minuto 20, un error de Hummels, el defensa ejemplar de Alemania en el Mundial, dejó sin aliento a los germanos. Mats cabeceó hacia atrás y le dejó el balón servido a Higuaín, que solo ante Neuer pateó sin dirección ante la impotencia de un Mascherano y millones de argentinos que llevaron sus manos a la cabeza.

Al minuto 27, un centro por la derecha asustó a los argentinos, cuando Muller no alcanzó a rematar, en una jugada que ya había sido invalidada por el árbitro.

Higuaín puso a cantar a los argentinos cuando aprovechó un centro por la derecha y la embocó, pero ese grito de gol fue en vano luego de que fuera anulado al minuto 30 por fuera de lugar.

Alemania apeló a su ventaja en la altura y en un tiro de esquina hubo cabezazo al horizontal y luego al vertical al minuto 47.

Así se fueron igualados al final del primer tiempo.

Al minuto dos del segundo tiempo, un pase a profundidad y filtrado entre los defensas parecía la oportunidad de Messi para llegar al Olimpo con pase directo, pero su remate se fue desviado, justo a centímetros del palo izquierdo de Neuer, vencido ya.

Los alemanes se fueron lanza en ristre, con el orgullo de una raza en busca de la gloria. A punta de centros llenó los primeros minutos de miedo el arco de Romero, cuya defensa aguantó de nuevo la embestida germana.

El juego entró en letargo, como en esas obras interminables en las que ninguno daba con la nota correcta, en la que ninguno de los llamados a ser maestro de la obra ponía ese toque magistral tan necesario en una final.

Al minuto 36, Kroos la tuvo tras recibir un pase desde la derecha pero su toque sutil desde afuera del área se fue desviado y sin generar más que uno de los pocos suspiros de emoción del segundo tiempo.

En el tiempo extra, Palacio la tuvo cerca para definir y su llegada puso el balón por encima de Neuer, cerca de la portería, pero salió por poco fuera.

El gol llegó al 112. con centro Schuerrle desde la izquierda, en un pique imparable, en un pase que llegó y recibió Gotze con el pecho y definió con pierna izquierda en área chica sin dejarla caer.

Al final, con corazón pero sin fútbol, Argentina lo intentó pero tuvo que resignarse a ver a los alemanes llevarse el cuarto título de su historia.