Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Fútbol

Chile estrenará una nueva ley la violencia en el fútbol

La norma comenzará a aplicarse durante la Copa América que se jugará desde el 11 de junio

El Congreso chileno aprobó este miércoles una nueva ley de violencia en el fútbol que endurece las sanciones para quienes transgredan la norma que será estrenada durante la Copa América que comienza en junio.

‘El Congreso ya despachó el proyecto, que en las próximas semanas quedará en condiciones de ser promulgada como Ley de la República y comenzará su aplicación durante la Copa América', indicó un comunicado de Estadio Seguro, entidad estatal que tiene a su cargo el cumplimiento de la ley.

La nueva norma modifica la Ley de Violencia en los Estadios, que ahora pasa a llamarse ‘Ley de derechos y deberes para el fútbol profesional' y endurece las penas para los hinchas que transgredan el reglamento, tanto en los juegos locales como en la Copa América, que se jugará entre el 11 de junio y el 4 de julio.

La ley prohíbe el ingreso a juegos de fútbol por hasta cuatro años a los hinchas que cometan delitos o infracciones, y acredita multas de hasta 70 mil dólares a organizadores de partidos como los equipos profesionales, que no cumplan con la norma.

Asimismo, se incorporan sanciones por discriminación o xenofobia, mientras que los clubes podrán aplicar el derecho de admisión en contra de algún hincha, lo cual será aplicado por el resto de los equipos de fútbol del torneo local o las selecciones de la Copa América.

Las sanciones se aplicarán no sólo en partidos de fútbol, sino también cuando ocurran disturbios en entrenamientos, traslado de equipos o celebraciones.

Para ello, se darán mayores facultades a los gobiernos regionales, los que podrán prohibir la realización de cualquier tipo de espectáculo futbolístico.

En tanto, la Policía chilena será un 'súper vigilante' para el cumplimiento de la nueva legislación.

En septiembre de 2012, Chile tuvo su primera ley de violencia en los estadios para la prevención y sanción de hechos de vandalismo en recintos deportivos, ante los crecientes disturbios ocasionados por las barras, principalmente de los equipos más populares: Colo Colo y Universidad de Chile.