La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Fútbol

Wang Jianlin se erige como el próximo rey del fútbol mundial

El magnate y multimillonario chino le acaba de tender la mano a la FIFA, en medio de su descrédito por los escándalos de corrupción que la han afectado

Wang Jianlin (c) es dueño del 20% del club español Atlético de Madrid, y parece ir por más en el fútbol.

El hombre más rico de China, Wang Jianlin, ha edificado un imperio colosal de 100 mil millones de dólares con sus centros comerciales, pero ahora quiere ser el nuevo rey del deporte, a la altura de las ambiciones económicas y políticas de su país.

Ya se anunció que su grupo, Wanda, se había convertido en un patrocinador de primera línea de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

Un paso más en sus operaciones en el deporte. En un momento en el que el crecimiento chino se ralentiza y el mercado inmobiliario se estanca, los observadores subrayan la decisión de Wang de reorientarse hacia sectores más relacionados con el ocio y el deporte.

Una iniciativa que responde también a los llamamientos del gobierno chino de invertir en el extranjero y hacer visible la cultura nacional.

‘Mucha gente está interesada en el fútbol, así que se trata de una gran operación en términos de comunicación', estima Deng Haozhi, analista del promotor inmobiliario chino Fineland, en referencia al patrocinio de la FIFA.

‘Esto responde también a un mandato político', declaró; ‘muchos promotores inmobiliarios están ahora presentes en el fútbol', recordó el experto.

UN PASO DECISIVO

El presidente chino, Xi Jinping, gran aficionado al fútbol, quiere que el gigante asiático se convierta en una potencia de ese deporte.

Actualmente el país está muy lejos de la primera línea y ocupa un discretísimo puesto noventa y seis en el ránking mundial, entre Guatemala y el sultanato de Omán.

Una frase del dirigente, que no oculta que espera que China pueda ser sede del Mundial de fútbol de 2026, ha animado a un enorme flujo económico hacia los clubes nacionales, que han atraído a estrellas extranjeras a la hasta ahora desconocida Super League china.

La primera división del fútbol chino ha invertido un récord de 331 millones de euros para comprar nuevos jugadores para la nueva temporada, que comenzó este mes.

Entre ellos nombres como los de los brasileños Alex Teixeira y Ramires, el colombiano Jackson Martínez o el argentino Ezequiel Lavezzi, entre otros.

‘Es una forma de que China sea más influyende en la FIFA de cara a obtener la organización del Mundial, pero el camino es largo', estima Cameron Wilson, fundador de Wild East Football, una web dedicada al fútbol chino.

LA INVERSIÓN

Si bien los centros comerciales Wanda están entre los más populares de China, Wang Jianlin no era muy conocido en el extranjero, antes de comprar en 2012 la cadena estadounidense de cines AMC, por 2.600 millones de dólares.

La división deportiva del grupo pretende convertirse en la mayor empresa del deporte mundial y aspira a conseguir una cifra de negocio anual de 10 mil millones de dólares.

Wanda Sports cuenta además con la agencia de marketing deportivo Infront, organizadora de los triatlones Ironman, y con una participación del 20% en el club de fútbol del Atlético de Madrid.

Con la FIFA, Wanda contará con los derechos de las competiciones de la institución hasta el Mundial-2030, incluido, un acuerdo sumamente conveniente.

==========

UN ‘MESÍAS' EN CIERNES

El magnate chino Wang Jianlin ha puesto su dinero en el fútbol

100

mil millones de dólares es el cálculo hecho por los expertos acerca de la fortuna de Jianlin, a través de Wanda, su grupo económico, uno de los más poderosos del mundo.

331

millones de dólares se ha invertido en la todavía desconocidad Súper Liga China, que ha buscado jugadores de alto perfil, como Jackson Martínez y Ezequiel Lavezzi.