Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Fútbol

Portugal recuerda el campeonato europeo

El técnico portugués tuvo como ‘segundo' a todo un Ronaldo que decidió colocarse en la banda para aleccionar a sus compañeros

La victoria en la pasada Eurocopa de Francia el 10 de julio de 2016 supuso para Portugal su primer título oficial en el mundo del fútbol, lo que se ha convertido en todo un símbolo de orgullo nacional, rodeado de numerosos homenajes y actos sociales.

Un desconocido e, incluso, infravalorado Éder fue, en un primer momento, el gran ídolo nacional, tras el tremendo zapatazo en el minuto 109, que hacía subir el único tanto en la final contra Francia, la anfitriona del torneo.

Para agrandar aún más su leyenda, días más tarde se supo que el delantero de Guinea Bissau contó en el último año con la ayuda de la psicóloga y terapeuta lusa Susana Torres, que fue la artífice de que este futbolista de 29 años, ahora en el Lille francés, no dejara el fútbol a consecuencia de su falta de motivación.

Las lágrimas de Cristiano Ronaldo, cuando tuvo que ser sustituido en el minuto 25 de la final, también fueron otro de los símbolos que engrandecieron aún más la selección portuguesa que dirigía Fernando Santos.

En esa final, el técnico portugués tuvo como ‘segundo' a todo un Ronaldo que decidió colocarse en la banda para aleccionar a sus compañeros. Su trayectoria y su primer título valieron para que Cristiano Ronaldo fuera homenajeado de nuevo en su tierra natal, Funchal, en loor de multitudes, rodeado de sus familiares y amigos de barrio y en una foto donde también posaron todos los gobernantes portugueses.

En el mes de marzo cuando el aeropuerto de la capital del archipiélago de Madeira pasaría a llamarse Cristiano Ronaldo para, así, agradecer todo lo que el ‘crack' ha hecho por su tierra y, a su vez, para utilizar su nombre como reclamo turístico.