Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Fútbol

Octubre puede ser un mes histórico para el fútbol nacional

El seleccionado panameño ya respira el ambiente de un encuentro trascendental en la historia del fútbol del país, con la plantilla completa en EE.UU.

Octubre es el décimo mes del año, y con su llegada, comienza a transformarse el ambiente ante la inminente cercanía de fiestas tradicionales en los dos meses siguientes.

En este mes, hay acontecimientos históricos que el país recuerda con el rigor que se merecen.

ASÍ SON LOS NÚMEROS

Cuatro años después, Panamá está en la ruta de la clasificación

8

puntos sumó el plantel nacional en la anterior eliminatoria mundialista.

10

unidades tiene la selección nacional en la Hexagonal rumbo a Rusia, 2018.

0-0

fue el resultado del partido de ida entre Panamá y Estados Unidos.

Por ejemplo, el 7 de octubre, se celebra un aniversario más de la Universidad de Panamá; el 11 de octubre es el llamado ‘Día de la Revolución', borrado de algunos textos de la historia nacional, pero de necesaria recordación por constituir un trascendental punto de inflexión en la vida política del país.

El 12 de octubre es el Día de la Hispanidad, o del descubrimiento de América, y el día 17 es la fecha reservada para recordar que es necesaria la erradicación de la pobreza.

Como pasar por alto el 21 de octubre, cuando miles de panameños acuden a Portobelo a celebrar la festividad del Cristo Negro.

La Organización de las Naciones Unidas fue fundada un 24 de octubre, mientras que en Panamá el 27 de octubre es el Día del Estudiante.

Son fechas simbólicas, a las que podrían añadirse dos más en el calendario histórico de nuestro país, en esta ocasión, en el plano del deporte.

DOS JORNADAS CRUCIALES

Este mes de octubre, puede ser de altamente grata recordación para el deporte panameño, de ser posible inscribir una de las hazañas más relevantes de su historia.

El viernes 6, la selección nacional de fútbol se medirá a la de Estados Unidos en el Orlando Stadium ubicado en La Florida, en el noveno y penúltimo encuentro de ambos equipos en la Hexagonal final de la Concacaf.

Es el encuentro que puede decidir la primera clasificación del fútbol panameño a una etapa final del campeonato mundial de fútbol.

Hace cuatro años, estos dos equipos se midieron el último día de competición en el estadio Rommel Fernández, donde un empate bastaba para meter al equipo nacional en el repechaje; pero resultó.

Fue un 15 de octubre de 2013, cuando los estadounidenses lograron una victoria 3-2, sepultando en honda tristeza al fútbol panameño.

Gabriel Torres abrió la cuenta a las 18 minutos, haciendo estallar la grada del coloso de Juan Díaz; Michael Orozco igualó los cartones a los 64 minutos y Luis ‘Matador' Tejada anotó a los 83 minutos.

Ese gol produjo un momento de ensueño. El técnico Julio César Dely Valdés y todo el equipo acariciaba la clasificación; sin embargo, algo sucedió y que jamás debió hacer acontecido.

El central jamaiquino Courtney Campbell amonestó justó después del gol a Román Torres, y tres minutos después a Tejada, al que terminaría por expulsar a los 90 minutos de juego.

Un minuto después, Graham Zusi anotaba el gol del empate estadounidense y casi de inmediato Aaron Johannsson sentenciaba una dolorosa derrota panameña, uno de los momentos más difíciles que ha vivido nuestro deporte en todos los tiempos.

CUATRO AÑOS DESPUÉS...

Una gran diferencia marca las cosas entre panameños y estadounidenses en esta oportunidad, pues los nuestros están por encima de los rivales de este viernes.

Un punto los separa: diez de los panameños por nueve de los norteños.

Basta un triunfo, uno gratificante, redentor y consecuencia de la madurez adquirida de aquella experiencia nada grata.

Si bien Estados Unidos es un rival al que no se le ha podido ganar en eliminatorias mundialistas, un axioma muy antiguo advierte que ‘nada es imposible, aunque nunca haya ocurrido'.

El resultado de clasificación directa es la victoria sobre Estados Unidos, y que Costa Rica despache a Honduras, o que ambos empaten.

Un octubre histórico está por producirse e n tan solo cinco días.