Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Fútbol

Chile entrena para dos encuentros vitales

El plantel rojo depende de los resultados ante Brasil y Ecuador

Chile entrena para dos encuentros vitales
El técnico Pizzi (d) tratará de equilibrar su equipo.

Con 18 jugadores, y las dudas de Charles Aránguiz y Pedro Pablo Hernández, Chile empezó su preparación para enfrentarse a Ecuador y Brasil, dos partidos vitales para sus pretensiones de clasificar al Mundial de Rusia 2018.

En el complejo deportivo Juan Pinto Durán, los jugadores Hernández, Aránguiz y Valencia se movieron separados del grupo debido a lesiones.

Aránguiz, volante del Bayer Leverkusen y Hernández, centrocampista del Celta de Vigo español, están prácticamente descartados debido a dolencias musculares y lo que el técnico de Chile, Juan Antonio Pizzi, busca, es más que nada evaluar la magnitud de sus lesiones y determinar si pueden o no recuperarse.

Chile recibirá el próximo jueves a Ecuador en Santiago y visitará a Brasil el 10 de octubre en Sao Paulo obligado a sumar al menos cuatro puntos para mantener alguna esperanza de ir a Rusia, pues es sexto y está fuera de la zona de clasificación.

En las jornadas anteriores la Roja cayó por goleada ante Paraguay en Santiago (0-3) y perdió en La Paz frente a Bolivia (1-0), y el pobre nivel que mostró ha sembrado de pesimismo el ánimo de los hinchas.

El delantero del Arsenal inglés Alexis Sánchez no participó en la práctica y se retiró de la concentración, aunque tras el entrenamiento, Pizzi dejó en libertad a todos los jugadores, que volverán a reunirse este martes.

Las aguas se mantienen inquietas en torno a la Roja desde que Pizzi dejó fuera de la citación al volante central Marcelo Díaz, debido a un par de errores en los últimos partidos, lo que le generó múltiples críticas al seleccionador. Este lunes no fue la excepción y un grupo de hinchas se apostó en las afueras de la concentración en apoyo a Díaz. ‘Vamos gran aduana 21 Marcelo Díaz', ‘Eres el nominado de la hinchada, tu nombre está en la historia', decían los letreros que los hinchas desplegaron en el lugar.