La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Fútbol

Cruce de la muerte en la Champions

Los aficionados vivirán momentos mágicos de fútbol en Madrid y en el Parque de los Príncipes

Uno de los duelos futbolísticos europeos más destacados chocará en octavos de final de la Liga de Campeones. Ellos son el París Saint-Germain (PSG), un equipo apresurado que necesita por todos los medios triunfar en Europa, para lo que no ha dudado en poner patas arriba el mercado futbolístico y hacerse con el brasileño Neymar y el francés Kylian Mbappé, los dos jugadores más caros de la historia.

El rival del Real Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones ha sumado a estas dos estrellas mundiales a la constelación que sus propietarios cataríes habían ido coleccionando desde su aterrizaje en la capital francesa en 2012.

Ningún nuevo rico ha hecho más que el PSG para trastocar la jerarquía del fútbol europeo que representa mejor que nadie el Real Madrid, ganador de 12 Copas de Europa, incluidas las dos últimas. Neymar y Mbappé, que todo el mundo apunta como los dos más sólidos candidatos a sustituir a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi como los mejores del momento, han elevado un escalón al equipo que entrena por segunda temporada el español Unai Emery. El brasileño de 25 años y el francés de 18 son dos apuestas de futuro en un proyecto que pide resultados inmediatos.

El presidente del París Saint-Germain, Nasser Al-Khelaïfi, aseguró que su equipo está ‘listo' para afrontar al Real Madrid. ‘Tenemos mucho respeto al Real Madrid. Serán dos grandes partidos. Los aficionados vivirán momentos mágicos de fútbol en Madrid y en el Parque de los Príncipes', dijo Al-Khelaïfi, quien, aseguró que su equipo "tiene que estar preparado para afrontar a todos los rivales y lo estará'.

Mientras que Emery, afirmó que para el Real Madrid ‘no es el peor sorteo posible. Tenemos el nivel para afrontarlos. La Liga de Campeones consiste en medirse a los mejores. Estamos contentos de desafiarles', indicó el entrenador en la televisión BeIn Sports. Emery añadió que el Madrid es un equipo con mucho talento pero también lo es el PSG, quien fue eliminado el año pasado por el Barcelona en octavos de final, tras la histórica remontada de los blaugranas en el Camp Nou.

Los ingredientes están, pero basta por ver si los tiempos de cocción son los adecuados. El duelo contra el Madrid es una prueba de fuego para el equipo que, por un lado, podrá demostrar si el PSG está maduro y, por otro, hará a Emery ganar un tiempo precioso. Porque el entrenador español no escapa a la exigencia de los cataríes. Tras una temporada inmaculada, dos derrotas consecutivas hicieron encenderse todas las alarmas. El equipo cayó en liga contra el Estrasburgo, un recién ascendido, y tres días más tarde perdió en Liga de Campeones frente al Bayern de Múnich. Aunque ni el tropiezo liguero le hizo ceder la ventaja sideral que le separa de sus perseguidores en la tabla ni la derrota ante los bávaros perder el primer puesto de su grupo europeo, el diario L'Équipe aseguraba que la paciencia de Al Khelaïfi se había agotado y que las horas de Emery estaban contadas. Difícil pensar que, en ese contexto, el proyecto del técnico español sobreviva a una eliminación contra el Madrid.