Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Fútbol

La Conmebol debe decidir si hay partido

River y Boca no jugaron, y ahora todo quedará para que se solucione el martes en Asunción

La Conmebol debe decidir si hay partido
Los fanáticos se quedaron esperando el partido.

La final de vuelta por la Copa Libertadores entre los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors quedó suspendida hasta que mañana martes, la Conmebol decida si es factible celebrar el choque de vuelta, en la final de la Copa Libertadores.

Boca Juniors decidió no jugar el encuentro de este domingo en el estadio Monumental de Buenos Aires, por considerar que no estaban dadas las condiciones básicas mínimas de seguridad para celebrar el encuentro.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol confirmó que la final entre River Plate y Boca Juniors no se jugaría, tras una serie de bochornosos incidentes que se produjeron el sábado último, donde hinchas del River Plate apedrearon el autobús donde los jugadores de Boca se dirigían al estadio para jugar el encuentro de vuelta.

En la ida, en la Bombonera, Bocas y River igualaron a dos tantos por bando; destacando que los goles de visitante no cuentan por dos en este caso.

Durante el ataque a pedradas contra el autobús que transportaba a los xenienses al Monumental, Pablo Pérez, uno de los titulares de Boca, tuvo que ser atendido del ojo izquierdo, y todos los jugadores quedaron afectados por los gases lacrimógenos que se lanzaron para dispersar a los atacantes.

El veterano de Boca, Carlos Tévez, responsabilizó a la Conmebol por lo sucedido, acusándolos que querer jugar ‘sí o sí' el partido.