La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Fútbol

Amanda Cromwell: ‘El fútbol es un deporte libre. Ofrece lo mismo a hombres y mujeres'

Como jugadora obtuvo oro en los Olímpicos Atlanta 96 y bronce en el Mundial Femenino Suecia 95. De entrenadora: ocho campeonatos nacionales. Está de visita compartiendo sus conocimientos para empoderar a niñas y niños con el fútbol

Desde el pasado martes hasta mañana sábado la prestigiosa ex jugadora y hoy entrenadora estadounidense Amanda Cromwell, está junto con su colega y también reconocida ex jugadora y entrenadora, Kasey White, desarrollando una extensa y agitada agenda de clínicas deportivas del programa de embajadoras deportivas ‘Sports Envoy’, bajo el auspicio de la embajada de los Estados Unidos en Panamá.

Al terminar la sesión con jugadoras de las diversas categorías de la Selección Nacional Femenina en el Estadio Luis Ernesto ‘Cascarita’ Tapia, en la mañana del pasado miércoles, Cromwell elogió el trabajo y la predisposición de las chicas panameñas mientras, botella de agua en mano, procuraba amortiguar el rigor del espléndido sol en plena temporada de verano. Luego nos abrió un espacio para conversar al tiempo que recogía sus implementos deportivos y atendía el llamado a incorporarse a la siguiente actividad del calendario establecido.

¿QUÉ HA SIGNIFICADO EL FÚTBOL EN SU VIDA?

El fútbol ha sido mi carrera. He jugado como profesional, por la selección de mi país, hoy día soy entrenadora. Me siento muy honrada de hacerlo porque es lo que amo, lo que me apasiona. Cuando tienes la oportunidad de trabajar en algo que te gusta, es una bendición. Viajar por el mundo, entrenar chicas –y chicos– así como tuvimos la oportunidad de entrenar a la Selección Nacional Femenina de Panamá, es muy prestigioso para nosotras como embajadoras deportivas. Me gusta la idea de países compartiendo ideas y ayudándose entre sí para desarrollarse y crecer. Si el fútbol femenino continúa su crecimiento, nos ayuda a todos. Ayuda a todos los países. No sólo nos importa los Estados Unidos, sino todos los países. Queremos que todas mejoren porque así tendremos más cobertura en televisión, más patrocinadores y el Mundial Femenino tendrá mayor importancia. Así que, me emociona trabajar para que el fútbol crezca.

¿SE PUEDE VIVIR DEL FÚTBOL FEMENINO Y SE VIVE BIEN?

En algunos países sí. Cuando empecé a jugar en la selección, e incluso como profesional, tuve un segundo trabajo. Esto ha cambiado en Estados Unidos y queremos que cambie en otros países. Nos enorgullecemos de luchar por los derechos de las mujeres y por más igualdad, y esperamos que sea así en todos los países. Hoy día, mi carrera es entrenar equipos de fútbol, no tengo otro trabajo, y eso es bueno.

¿CUÁL HA SIDO EL FACTOR DETERMINANTE PARA QUE EL FÚTBOL FEMENINO HAYA CRECIDO TANTO EN ESTADOS UNIDOS?

Creo que es porque fuimos exitosas desde el inicio [cuando empezó el fútbol femenino] y a los estadounidenses les gusta el éxito. Los logros en los Juegos Olímpicos, en el Mundial, las mujeres fueron más exitosas que los hombres, así que tuvieron mucho apoyo. Apoyamos mucho el fútbol de niñas desde una edad muy temprana. Tenemos algo que ocurrió en 1972 que se llama ‘Title Nine', que reglamentaba la igualdad en las universidades. Eso brindó muchas oportunidades para que las mujeres jugasen deportes en las universidades, no sólo fútbol sino todos los deportes. Las mujeres pasaron a practicar waterpolo , golf, natación, baloncesto. Hay tantas oportunidades para que las mujeres practiquen deportes en los Estados Unidos y eso es lo que lo mantiene como algo popular. Tenemos tantos atletas de los que escoger, y aparte somos un país grande, así que se nos facilita encontrar atletas talentosos.

¿QUÉ LES BRINDA EL FÚTBOL A LAS MUJERES DE PARTICULAR, DE ESPECIAL, DE VALOR, PARA QUE ELLAS SE SIENTAN ATRAÍDAS A PRACTICARLO?

Lo mismo que ofrece a los hombres. El fútbol es un deporte libre. Me gusta decir que el fútbol es un juego de los jugadores. Entrenamos toda la semana y preparamos al equipo, pero en el día del juego todo se enfoca en los jugadores, que tienen la libertad para ser creativos en el campo. Por eso [en inglés] se le llama el juego hermoso [‘the beautiful game'], porque se trata de lo que puedas crear mientras el juego va andando. Creo que esto vale tanto para hombres como para mujeres.

AL DEJAR EL FÚTBOL COMO JUGADORA, ¿QUÉ TE MOTIVO A PROLONGAR SU IMPORTANCIA HACIÉNDOTE ENTRENADORA?

Es una buena pregunta, ya que me gradué de biología y pensaba estudiar medicina. Pero me mantuve entrenando porque al final de mi carrera seguía jugando; es decir, porque podía tener un trabajo mientras jugaba al fútbol. Tenía un horario flexible, eso permitió que pudiera trabajar y jugar al fútbol al mismo tiempo. Cuando terminé mi carrera, pasar a ser entrenadora salió como algo natural, porque ya lo venía haciendo desde hace unos años y simplemente pasé a hacer una carrera como entrenadora, porque venía jugando.

ENTRE SER JUGADORA O ENTRENADORA, ¿CUÁL ROL ES MÁS GRATIFICANTE?

Como jugadora, claro, extraño ciertas cosas de jugar al fútbol, la camaradería, la competencia, anotar goles. Pero no extraño correr, las lesiones… me rompí el ligamento cruzado anterior. Así que hay algunas cosas que mi cuerpo ya no aguanta, pero a veces cuando veo fútbol en la tele me digo ‘sería tan bueno volver a jugar'. Entrenar es igualmente gratificante, aunque de forma distinta.

¿CUÁL ES EL MENSAJE PRINCIPAL QUE DEBE UNA ENTRENADORA HACER LLEGAR A SUS JUGADORES PARA OBTENER EL RENDIMIENTO ESPERADO, TANTO FUERA COMO DENTRO DEL CAMPO?

Uno de los mensajes más importantes es jugar contra jugadores que son mejores que tú, que te ayuden a desarrollar tu fútbol. En el caso de las niñas, las animo a jugar contra niños. Ayuda por la diferencia en velocidad y fuerza. El desarrollo de la técnica con el balón es muy importante. Mantener la compostura con el balón. Y jugar en distintas posiciones para aprender más sobre el juego. También les digo que estudien el juego, que vean juegos por la televisión. Las chicas en Estados Unidos no ven mucho fútbol y siempre tratamos de decirles que vean más partidos porque hay mucho de lo que se puede aprender. Finalmente, les digo que amen el fútbol y se diviertan jugándolo. Siempre tratamos de incorporar esas cuestiones en nuestros entrenamientos.

MEDALLA DE ORO EN UNOS JUEGOS OLÍMPICOS, BRONCE EN UN MUNDIAL FEMENINO FIFA, TÍTULOS COMO ENTRENADORA… ¿QUÉ MOMENTO ELEGIRÍAS CÓMO EL MÁS ESPECIAL?

Diría que ganar un campeonato nacional con UCLA y representar a mi país en un Mundial son experiencias increíbles y es difícil decir cuál es mejor. Como jugadora, elegiría el Mundial; y como entrenadora, el título nacional.

* Con la colaboración de Igor De Sousa