Panamá,25º

16 de Dec de 2019

Fútbol

Diez estrellas en fuga. Primera parte

Estamos en plena efervescencia del mercado de pases europeo. A lo largo de las próximas semanas estaremos analizando las idas y venidas de los principales clubes del fútbol mundial

Neymar (PSG)

Esta es la telenovela mayor del verano (europeo), aunque todo lo que rodea al planeta Neymar, inevitablemente parece material telenovelero. Recordemos la situación del astro brasileño: en 2017 Neymar abandonó el Barcelona en busca de nuevos retos deportivos (y mayores beneficios económicos, y mayor visibilidad mediática; es decir, mayor distancia del poder mayúsculo de Messi). Sus anhelos deportivos podrían esencialmente resumirse en: ganar la Champions League y obtener el Balón de Oro. Como bien sabes, ninguna de estas metas se cumplió, y la infelicidad del astro en París se hizo evidente, y parece no haber dejado de crecer, minuto a minuto; mes a mes. Pero problemas para transferirlo no faltan. En el PSG están hartos de Neymar, pero no quieren perder ni un dólar de la millonada que soltaron por él, hace un par de temporadas. El Barça lo quiere, pero sus arcas no flotan en la abundancia, menos aún después de recibir con brazos abiertos y chequera aún más abierta a Griezman.

Por ahora, Neymar está en rebeldía, pero enfrenta a un club que ya ha demostrado puño de hierro en situaciones parecidas. Recuerda, si no, los casos de Rabiot y Ben Arfa, quienes fueron marginalizados por no cumplir sus contratos. El dramón no ha hecho más que comenzar. En el Barça se estudian todo tipo de formas de pago, mientras observan con pánico sus menguadas arcas. Y entre estas opciones, cautelosamente buscadas, se comenta que Coutinho o Dembelé, podrían formar parte de la enredada operación.

Los rumores vuelan. Pero en lo que todos están de acuerdo, es que se trata de una maniobra financiera erizada de obstáculos y rodeada de gran incertidumbre.

James Rodríguez (Real Madrid)

¿Hacia dónde va la nave de James Rodríguez? Sin duda, hay confusión en su rumbo. Pero lo que está muy claro es que el Real Madrid quiere venderlo y que el Bayern Munich (dueño de la opción de adquisición) se niega a comprarlo. De esta manera, surgieron dos postores: el Napoli y el Atlético de Madrid (opción que no le hace ninguna gracia a sus vecinos de ciudad). El Atlético tiene las arcas llenas, luego de desprenderse de Godín, Rodri y Griezman. El Napoli tiene muy buen margen de compra y Ancelotti ve con admiración y agrado al fútbol del colombiano. Así que, midiendo las posibles opciones, seguramente James vestirá de celeste la próxima temporada.

Romelu Lukaku (Manchester United)

Parece cuestión de días: el poderoso ariete belga está ansioso por dejar a los Red Devils para dirigir sus pasos en dirección al Inter de Milano.

De hecho, dice estar dispuesto a recortar dramáticamente su salario a cambio de jugar bajo las órdenes de Conte en tierras italianas. Si bien Lukaku no está en su mejor momento deportivo, tampoco está muy lejos de él. La negociación continúa, pero parece evidente que el destino de Lukaku está en Italia, ocupando el lugar de Mauro Icardi en el Inter.

Mauro Icardi (Inter)

El anuncio llegó en febrero, cuando el Inter despojó de su capitanía al delantero Mauro Icardi. A partir de ese momento, comenzaba a hacerse evidente la ruptura entre jugador e institución, una hoguera impulsada en gran medida por las acciones de la explosiva (tómalo en el sentido que mejor te parezca) Wanda Nara, esposa y agente del jugador, quien se despachó a gusto contra los compañeros de su marido en el show televisivo del cual es anfitriona. El alejamiento no ha hecho más que recrudecerse con la llegada al Inter de Antonio Conte (entrenador) y Beppe Marotta (director deportivo). ¿Cuál es el destino de Icardi? Lo único que se sabe es que Wanda no quiere salir de Italia (adivinaste: no tolera la idea de abandonar su programa televisivo). Eso nos deja frente a muy pocas opciones: Juventus (una alternativa poco probable, por las resistencias que genera la pareja y por la presencia de un excelente y productivo grupo de delanteros en el equipo) o Napoli, club que tiene recursos y confía en sacar lo mejor del delantero argentino.

Paulo Dybala (Juventus)

Parece el momento justo para que Dybala enderece el rumbo. La llegada de Cristiano Ronaldo significó menos tiempo de juego y mucha menor productividad para el argentino. No es ningún chiquillo. Sus 25 años y su enorme talento lo certifican para encabezar casi cualquier ataque. Mucho se comenta un posible viaje hacia la Premier League, donde está muy bien cotizado. Se dice que el Manchester United lo quiere. Y si, finalmente transfieren a Paul Pogba hacia la Juve, Dybala podría ser parte de la operación. Pero de eso seguiremos conversando mañana.