Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Fútbol

A 30 días de la repesca, Costa Rica trabaja su sueño mundialista con unión

Los microciclos de trabajo implementados con jugadores de la liga local en semanas previas a los partidos de la eliminatoria le dieron al seleccionador de Costa Rica

El entrenador de Costa Rica, Luis Fernando Suárez, en una fotografía de archivo.
El entrenador de Costa Rica, Luis Fernando Suárez, en una fotografía de archivo.Carlos Ramírez | EFE

En un contexto de unión y positivismo después de conseguir una remontada épica en la eliminatoria de la Concacaf, Costa Rica aguarda por la repesca contra Nueva Zelanda que dentro de 30 días dará un cupo para el Mundial de Catar 2022.

Los microciclos de trabajo implementados con jugadores de la liga local en semanas previas a los partidos de la eliminatoria le dieron al seleccionador de Costa Rica, el colombiano Luis Fernando Suárez, el conocimiento que requería del ámbito local y de los jugadores jóvenes que habían tenido escasas oportunidades.

Los clubes de la primera división aceptaron ceder a sus futbolistas a estos microciclos y rápidamente vieron los resultados: Costa Rica firmó una segunda vuelta de la eliminatoria casi perfecta cosechando 19 de 21 puntos en disputa, y aunque la épica no le alcanzó para obtener un boleto directo a Catar, sí fue suficiente para meterse en la repesca.

Esta unión entre clubes y Federación fue clave para enderezar el rumbo en la eliminatoria y se mantiene con miras a la repesca del 14 de junio, pues los equipos decidieron suspender el campeonato local a partir de este domingo para que la selección arranque los entrenamientos a casi un mes del partido.

La insólita decisión de los equipos en apoyo a la selección implica suspender el torneo local en el cierre de la fase regular y posponer para finales de junio las semifinales.

"No me canso de agradecer a los clubes por este sacrificio grande, pero el compromiso también es grande para obtener el objetivo mayor de clasificar al Mundial", declaró Suárez.

La remontada en la eliminatoria y la aparición de figuras jóvenes como el delantero Anthony Contreras, los centrocampistas Brandon Aguilera y Daniel Chacón, levantaron el positivismo de la prensa y la afición que a finales del año pasado daban prácticamente como eliminada a la selección, ya que solo tenía 6 puntos en 7 partidos.

También llena de esperanza al ambiente futbolístico costarricense el nivel que ha demostrado con la selección el portero Keylor Navas a pesar de la alternancia de guardametas implementada por Mauricio Pochettino en el PSG francés.

Junto a Navas, otros experimentados de la selección tica siguen tirando del carro como por ejemplo el zaguero Kendall Waston, el centrocampista Celso Borges, el delantero Joel Campbell y el '10' y capitán Bryan Ruiz, quien espera retirarse tras el Mundial.

El buen ambiente que se respira en Costa Rica solo ha sido afectado por las lesiones del lateral izquierdo Ronald Matarrita (tobillo) y del delantero José Guillermo Ortiz (rodilla), quienes se perderán el partido frente a Nueva Zelanda.

Suárez ya dio la lista de jugadores que se entrenarán a partir del lunes y salvo alguna lesión, ellos serán los que tengan la responsabilidad de luchar por el boleto a lo que sería el sexto Mundial en la historia de Costa Rica, tras sus apariciones en Italia 1990, Corea del Sur y Japón 2002, Alemania 2006, Brasil 2014 y Rusia 2018.

Antes de la repesca el calendario le tiene dos partidos oficiales a Costa Rica por la Liga de Naciones de la Concacaf: el 2 de junio visita a Panamá y el 5 de junio recibe en casa a Martinica.

Estos dos compromisos si bien suponen oportunidades para darle rodaje al equipo y a la idea, también se disputarán muy cerca de la repesca y llevan consigo también un riesgo de lesiones.

El portero Navas no estará en esos dos partidos y se incorporará al plantel en los días previos a la repesca.

Suárez sabe que una repesca nunca es fácil y en varias ocasiones ha reconocido que Nueva Zelanda es un rival "muy duro y complicado", además de "muy potente, de gran estatura" y que "juega bien".

De obtener el boleto al Mundial, Costa Rica estará ubicado en un grupo con Japón y dos campeones mundiales: España y Alemania.

El reto será mayúsculo para los ticos, pero en la memoria aún permanece fresco el recuerdo de Brasil 2014 cuando 'La Sele' terminó primera e invicta en el 'grupo de la muerte' que compartía con tres campeones del mundo: Uruguay, Inglaterra e Italia.