Temas Especiales

07 de Feb de 2023

Fútbol

'La maldición del campeón', una racha que buscará romper Francia

Italia, Francia, España y Alemania han sido las víctimas de este 'maleficio'. Ahora Francia tendrá nuevamente la oportunidad de romper la barrera

'La maldición del campeón', una racha que buscará romper Francia
Franck Ribéry durante la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006.Equipe de France

Cada vez falta menos para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022, y las selecciones que participarán ultiman los detalles para llevar la mejor plantilla posible.

Sin embargo, contar con el mejor conjunto o ser un país con buen récord mundialista no es sinónimo de convertirse en campeón.

Por supuesto que ocupar un lugar protagónico, como Francia (país ganador de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018), le da un plus como aspirante, al igual que Argentina, Brasil, España o Alemania. Aunque como muestra la historia, los favoritos también pueden caer.

La 'maldición del campeón' es un récord que viene golpeando en las últimas tres ediciones de un Mundial, en donde el actual campeón cae eliminado en la fase de grupos.

'La maldición del campeón', una racha que buscará romper Francia
España se perfila como una de las favoritas del torneo.SEFutbol

Le sucedió a la poderosa Francia, al tetracampeón Italia, a la sorpresiva España y a la energética Alemania. Nada es casualidad, pero sí es una total incógnita que esto haya ocurrido en mundiales consecutivos.

Cabe destacar que tan solo los campeones europeos han sufrido de esta 'maldición', ya que Brasil resultó campeona en Corea-Japón 2002, y en Alemania 2006 llegaron hasta los cuartos de final.

Italia, la primera víctima

Si bien es cierto que el tema ha tomado fuerza en esta década, hay que remontarse hasta 1950 para ver el primer caso donde el campeón no logró superar la primera fase.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, la FIFA retomaba el máximo circuito de selecciones. En 1938, Italia se había adjudicado el trofeo (venía de ser bicampeón al coronarse también en 1934) y luego de 12 años llegaba con todas las baterías recargadas para hacerse con su tercer título y de manera consecutiva.

Por otra parte, Brasil fue una auténtica pesadilla para los italianos. En aquel entonces fue emparejado en el grupo 3, junto a Suecia y Paraguay. Los italianos sufrieron más de la cuenta desde antes de que empezara el mundial, ya que un accidente aéreo sacudió a toda la nación.

El vuelo Fiat G.212 de Avio Linee Italiane (extinta aerolínea italiana) se estrelló contra el muro de contención en la parte posterior de la Basílica de Superga de Turín. En el vuelo falleció parte de la plantilla del Torino FC, periodistas, empleados del club y la tripulación del avión. En aquella época, de 11 titulares de la selección italiana, 10 perdieron la vida, incluyendo al capitán Valentino Mazzola.

Por supuesto que la nueva convocatoria seguía consternada por este accidente, por lo que los factores mentales y físicos (viajaron hasta el continente americano en el buque Sises) hicieron de las suyas para que los italianos mostraran una pobre versión.

En su primer partido perdieron ante Suecia por un marcador de 3-2. Al ser un grupo formado por solo tres equipos, las oportunidades de clasificar se tornaban aún más difíciles (solo clasificaba uno). El empate entre Suecia y Paraguay 2-2 en la segunda jornada sentenciaría a los italianos.

En la última jornada, Italia derrotó a Paraguay 2-0, pero ya no había nada que hacer. Italia se devolvía al viejo continente, mientras que Suecia seguía con vida en Brasil.

El papel de Francia

Los franceses, aparte de ser en su momento los campeones, se coronaron en la Eurocopa 2000, por lo que tenían todos los números para revalidar el título o hacer un papel más protagónico del que desempeñaron en Corea-Japón 2002.

Con estrellas como David Trezeguet, Patrick Vieira, Zinedine Zidane, un joven Thierry Henry y Lilian Thuram no pudieron hacer mucho para superar la fase de grupos.

Emparejados con Dinamarca, Senegal y Uruguay, tan solo fueron capaces de lograr un empate ante Uruguay (0-0). Fueron derrotados por los daneses (2-0) y Senegal (1-0). Lo más sorprendente de esta historia es que no lograron anotar un solo gol en los tres partidos. Se regresaron a Europa con la pólvora mojada.

Italia fracasó en su misión

La 'Azzurra', campeona en Alemania 2006 había roto una racha de 24 años sin saborear este campeonato y por supuesto que venía con ganas de revalidar el bicampeonato que había obtenido anteriormente (1934 y 1938).

Aunque como se muestra en las estadísticas, esto no fue posible. Luego de una clasificación pletórica para el Mundial, no desempeñó un papel sobresaliente en la Eurocopa 2008, por lo que las alarmas ya estaban encendidas dos años atrás.

En Sudáfrica 2010, esta selección compartió el grupo con Paraguay, Nueva Zelanda y Eslovaquia. En sus tres partidos obtuvieron el saldo de una derrota y dos empates. Números muy bajos para una plantilla formada por Gianluigi Buffon, Gennaro Gattuso, Gianluca Zambrotta, Andrea Pirlo, Fabio Cannavaro, entre muchos otros.

Desde Italia fueron criticados fuertemente luego de perder y empatar ante rivales 'accesibles' como Nueva Zelanda y Eslovaquia, respectivamente.

La sorpresiva España perdió su magia

Luego de un 2010 de ensueño para la selección española, la realidad tocó su puerta y Brasil fue una completa pesadilla para el equipo de Vicente del Bosque.

En Sudáfrica consiguieron su primera estrella, pero en 2014 tampoco fueron capaces de superar la fase de grupos. Con figuras como Iker Casillas, Sergio Ramos, Andrés Iniesta, Xavi Hernández o su histórico goleador David Villa, no fueron competencia para Países Bajos, Chile y Australia.

En su primer partido, la naranja mecánica le dio una 'cálida' y cruel bienvenida a Brasil luego de propiciarle una goleada de 5-1. Seguidamente llegó Chile a endulzarles otra derrota de 2-0, y por último, aunque ya tarde, logró vencer a los australianos 3-0.

A estas alturas la 'maldición de grupos' ya era una realidad.

Las víctimas del frío de Rusia

Por último está Alemania. Selección campeona en Brasil 2014, pero eliminada en Rusia 2018. Otra vez la historia se repetiría y de la misma manera.

Con una marca perfecta en su clasificación al Mundial (10 victorias en los 10 partidos), los alemanes mostraron otra cara y una versión muy diferente a la que habían tenido en la fase previa.

México, Corea del Sur y Suecia amargaron la estancia de Alemania en el grupo F. En su primer partido ante los mexicanos perdieron 1-0, lograron levantar cabeza ante los suecos, logrando una victoria in extremis 2-1, pero a la hora de la verdad ante los coreanos perdieron 2-0. De esta forma los alemanes finalizaban en el último puesto con tan solo tres puntos.

Con estos antecedentes, Francia deberá ir con mucho cuidado a Catar 2022 y desempeñar un buen papel, de lo contrario la maldición continuará hasta saber lo que ocurra en 2026.