Un Mundial histórico para el fútbol femenino

Actualizado
  • 22/08/2023 00:00
Creado
  • 22/08/2023 00:00
Con el Mundial en Australia-Nueva Zelanda finalizado, se registraron varias marcas importantes durante la cita mundialista
Las jugadoras de la selección española celebran su victoria ante Inglaterra.

España es la nueva campeona del mundo y lo hizo en una de las ediciones más entretenidas y más vistas en la historia de los mundiales femeninos. En 2023, Australia y Nueva Zelanda tuvieron el deber de organizar el primer Mundial con 32 selecciones, y no decepcionaron.

Luego de un partido totalmente frenético y de muchas emociones, la selección española se llevó su primera estrella tras vencer a Inglaterra 1-0 gracias a un tanto de la defensora del Real Madrid, Olga Carmona, cuando corrían los 29' del partido.

Vale la pena destacar que a pesar de esta inmensa alegría de haberse coronado como campeona del mundo, la futbolista se enteró del fallecimiento de su padre luego del encuentro. Tras saber lo sucedido, expresó sus sentimientos en sus redes sociales.

“No tengo palabras para agradecer todo vuestro cariño. Ayer fue el mejor y el peor día de mi vida. Sé que tú (padre) querrías verme disfrutar de este momento histórico, por eso estaré con mis compañeras, para que desde donde estés sepas que esta estrella también es tuya, papá”, escribió Carmona.

Estadísticas de la futbolista Aitana Bonmatí.
Los datos de Australia-Nueva Zelanda 2023

Luego de haberse disputado un total de 64 partidos y celebrado 164 goles (2,5 por juego), muchos han sido los datos que se han podido recopilar sobre la reciente edición mundialista que acaba de terminar, y a los cuales vamos a dar un repaso.

Australia-Nueva Zelanda 2023 marcó un hito en cuanto a la asistencia a los estadios. Según números de la FIFA, en total se contabilizó una asistencia de 1.978.274 aficionados, teniendo un promedio de 30.911 por partido.

En cuanto a la clasificación final de rendimiento, España como campeona del mundo encabeza esta lista (85,1%) y le sigue Inglaterra (76,2%) en el segundo lugar. En el tercer puesto está Suecia (76,2%), Australia (47,6%) finalizó en el cuarto escalón y el top-5 lo cierra Japón que tuvo un 80% de efectividad.

Vale la pena destacar que Japón tuvo mayor porcentaje que Inglaterra, Suecia y Australia, debido a la cantidad de partidos ganados por los juegos disputados. Por ejemplo, la selección nipona tuvo un saldo de cuatro victorias por solo tres de 'Las Matildas', pero Japón disputó dos juegos menos que Australia.

De las 32 selecciones, tres equipos se marcharon eliminados de manera invicta. Francia, Nigeria y Estados Unidos no perdieron un partido, pero fueron despedidos en la tanda de penales.

Nigeria y Estados Unidos cayeron en los octavos frente a Inglaterra y Suecia, respectivamente, mientras que Francia fue eliminada en los cuartos contra Australia.

En cuanto a títulos, España con este campeonato consiguió la 'triple corona', ya que también son campeonas del mundo Sub-17 (bicampeonato) y Sub-20. Esto solo lo ha conseguido la selección brasileña masculina, cuando en 2003 las selecciones Sub-17 y Sub-20 se llevaron el trofeo. Previamente, en 2002, el equipo mayor fue campeón del mundo en Corea-Japón.

Aunque la Copa Mundial Femenina de la FIFA es relativamente un 'torneo joven' (su primera edición fue en 1991), se han coronado hasta cinco selecciones diferentes. Estados Unidos (cuatro), Alemania (dos), Noruega, Japón y ahora España en una ocasión.

Este título tiene aún más valor para España, porque junto con Alemania son las únicas dos selecciones en el mundo que tanto su equipo masculino como el femenino han levantado el trofeo.

Si nos vamos al historial, la última vez que un equipo europeo se alzó con el título fue Alemania en 2007 cuando derrotó a Brasil en la final. Desde entonces Japón (2011) y Estados Unidos (2015 y 2019) han sido campeonas del mundo. La primera selección europea fue Noruega en 1995 tras vencer 2-0 a Alemania.

Previamente a esta edición, España tan solo había participado en las ediciones de 2015 y 2019. En estos dos mundiales, las españolas tan solo habían ganado un encuentro. En Australia-Nueva Zelanda lograron vencer hasta en seis partidos y solo perdieron uno en la fase de grupos ante Japón 4-0.

Precisamente este dato va de la mano con el hecho de que España es apenas la segunda selección en ser campeona del mundo, luego de sufrir una derrota en la fase de grupos. Japón perdió ante Inglaterra 2-0 en la fase de grupos en su camino al campeonato en 2011.

En el duelo entre España e Inglaterra, la central estadounidense Tori Penso pitó un penal a favor de las españolas. La encargada de convertir el tiro penal en gol fue Jennifer Hermoso, sin embargo, la portera inglesa Mary Earps atajó el disparo desde los 11 pasos.

Esto último convirtió a Hermoso como la segunda futbolista en fallar un penal en una final de la Copa del Mundo. La primera en fallar fue la brasileña Marta Vieira en la final de 2007 contra Alemania, cuando la portera Nadine Angerer detuvo el disparo.

En total se han hecho tres disparos desde los 11 pasos en una final del Mundial. El otro fue por parte de la estadounidense Megan Rapione, quien sí logró anotar el penal en 2019.

Esta fue la edición mundialista en donde más penales se señalaron –27– (20 convertidos y 7 errados). En la edición de Francia 2019 se pitaron 26 (18 convertidos y 8 errados) y cierra el top-3 Canadá 2015 con 22 penales disparados (18 convertidos y 4 errados).

A nivel de plantilla, también hay un dato bastante interesante. Tanto el once inicial de España que saltó al campo contra Inglaterra hace dos días, como el que jugó la final del Mundial masculino en Sudáfrica 2010, tuvo una fuerte presencia del FC Barcelona.

Y es que en ambos equipos hasta siete jugadores están o estaban dentro de la disciplina del club blaugrana cuando disputaron sus respectivas finales.

En el once inicial femenino; las futbolistas Catalina Coll, Ona Batlle, Irene Paredes, Laia Codina, Aitana Bonmatí, Salma Paralluelo y Mariona Caldentey juegan para el FC Barcelona. Mientras que Olga Carmona (Real Madrid), Teresa Abelleira (Real Madrid), Jennifer Hermoso (Pachuca) y Alba Redondo (Levante) pertenecen a un equipo diferente.

Del equipo titular masculino que jugó la final en 2010, fueron parte del FC Barcelona en ese momento: Gerard Piqué, Carles Puyol, Sergio Busquets, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, David Villa y Pedro Rodríguez.

En cuanto a los premios individuales, la española Bonmatí se llevó el Balón de Oro (mejor jugadora del torneo), mientras que Hermoso el Balón de Plata y Amanda Ilestedt el Balón de Bronce.

La Bota de Oro fue para Hinata Miyazawa tras anotar cinco goles y una asistencia en el torneo. La Bota de Plata fue para Kadidiatou Diani (cuatro goles y tres asistencias) y la Bota de Bronce fue para Alexandra Popp (cuatro goles).

La juvenil de 19 años, Salma Paralluelo fue ganadora del premio a la mejor jugadora joven y el Guante de Oro (mejor portera) fue para la arquera de Inglaterra Mary Earps.

Con la Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia-Nueva Zelanda 2023 concluida, se espera con ansias la edición de 2027, en la cual las candidaturas de Alemania-Bélgica-Países Bajos, Estados Unidos-México, Brasil y Sudáfrica lucharán por ser ganadoras de la próxima sede.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus