De reserva en el premundial a ser mundialista en Australia

Actualizado
  • 01/08/2023 00:00
Creado
  • 01/08/2023 00:00
Carmen Montenegro supo esperar su oportunidad vio minutos frente a Brasil en el primer partido mundialista en la historia de Panamá
La pasión de Montenegro se definía por el béisbol aunque rápidamente cambió al fútbol y no ha parado desde aquel entonces.

La historia de Carmen Montenegro es de superación pura. La joven de 22 años que juega actualmente para el Sporting de San Miguelito, ha vivido hasta el momento una completa montaña rusa con respecto a su carrera deportiva.

Todo comenzó en sus primeros años de vida. A Montenegro no le llamaba mucho la atención el fútbol. Tenía como preferencia el béisbol, sin embargo, el día que intentó practicar del fútbol, no se despegó de él y actualmente puede ser que es mundialista con Panamá.

Sus primeros pasos en este deporte los dio con Brujas, luego se incorporó a Panamá Oeste, tuvo un paso previo en el Club Atlético Independiente, pero su vida cambió completamente cuando arribó al Universitario de Coclé.

Sus pasos dentro de la cancha los ha dado con Brujas, Panamá Oeste, Club Atlético Independiente y Universitario de Coclé

Montenegro llegó al equipo coclesano luego de pasar varias pruebas de visorias y hacer pretemporada con este equipo. Durante su primer partido oficial con el Universitario pasó por una de las mayores tragedias. No habían pasado 10' de juego y en infortunito, tuvo un choque con la portera rival. Esto le provocó una fractura de clavícula y de la tibia y peroné por lo que tuvo que ausentarse gran parte de la temporada.

“Pasé seis meses fuera de las canchas por una fractura de tibia y peroné y también en la clavícula. Ya no quería jugar más, pero Dios y mi madre estuvieron allí para alentarme y animarme a seguir haciendo lo que más amo. Siempre les estaré agradecida por haber estado en tan difícil momento. Hoy, gracias a ellas y a mi esfuerzo y disciplina estoy con la selección”, declaró Montenegro para el medio oficial de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut).

Por este tipo de lesiones, generalmente dan de baja un año pero Montenegro ya tenía el balón en sus pies en apenas cuatro meses. Luego de un proceso largo de rehabilitación, la futbolista nacida en el 2000 tuvo un regreso exponencial ya que en sus primeros partidos de aquella temporada había anotado hasta cuatro goles.

Montenegro estuvo cuatro meses fuera de las canchas por una fractura de tibia, peroné y clavícula

Luego de esta importante temporada con el Universitario, se ganó un puesto en una de las convocatorias de Ignacio 'Nacho' Quintana y en julio del 2022 acudió al Premundial de México como reserva, en tal caso una de las 23 convocadas se lesionaba.

La oportunidad para Montenegro no llegó en tierras aztecas y estuvo durante todo el torneo entrenando con sus compañeras y apoyándolas desde las gradas del estadio. Esto no fue un impedimento para que la futbolista 'académica' llegara hasta donde está en estos momentos.

La futbolista afirmó que fue un poco duro ese momento, pero le sirvió como fortaleza para estar dentro de las convocadas para el repechaje que se jugó en Nueva Zelanda meses atrás.

El pasado 24 de julio, Montenegro participó en el primer partido mundialista de Panamá en la historia

“El proceso en Monterrey fue un poco difícil porque una como futbolista quiere ir a jugar y aportar al equipo. Me tocó ir como alternativa, pero siempre le di gracias a Dios por la oportunidad, ya que observando y entrenando pude ganar más experiencia y pude, desde cerca, apoyar a mis compañeras. Pero desde aquel entonces me prometí a mí misma que iba a estar entre las 23 para el repechaje”, dijo la mediocampista panameña.

Como se marca en la historia, Montenegro cumplió su palabra y pudo asistir a los partidos de repechaje contra Papúa Nueva Guinea y Paraguay. La '14' de la selección no siempre se ubicó en la zona de ataque cuando jugaba. Fue con Quintana cuando retrasó su posición a la zona de engranaje y se ganó un puesto con la selección.

“La verdad me siento excelente en esa posición. Además, en los últimos meses he mejorado mucho tanto en lo físico como en lo técnico”, afirmó la futbolista.

Los sacrificios tuvieron sus frutos y el anterior lunes 24 de julio vio como su nombre pasó a la historia tras ver minutos contra Brasil en el primer partido mundialista de Panamá en la historia.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus