Temas Especiales

24 de Feb de 2021

Hípica

La trilogía más dura de la hípica mundial

Ganar la Triple Corona en el hipismo equivale a una máxima consideración sobre cualquier caballo de cada generación

La trilogía más dura de la hípica mundial
‘Americah Pharoah' es el último ganador de la Triple Corona estadounidense.

Se les llama ‘ejemplares excepcionales'. Un calificativo reservado a aquellos purasangres que consiguen completar exitosamente la más importante trilogía de carreras en su respectivo país.

La más famosa de estas tres singulares carreras, reservadas a caballos de tres años de edad, es la que se celebra en los Estados Unidos, compuesta por el Derby de Kentucky, el Preakness Stakes y el Belmont Stakes.

Tres carreras en tres distancias diferentes, en tres escenarios distintos, y que se corren en un período de poco más de 40 días, constituyen la mayor exigencia física para un caballo de carreras.

En el caso de la hípica estadounidense, desde Churchill Downs, escenario del Derky de Kentucky hasta Pimlico, hipódromo sede del Preakness Stakes en Maryland, hay 543.5 millas en viaje por carretera; es decir, 873.8 kilómetros, que pueden cubrirse en aproximadamente ocho horas.

Y desde Maryland, hasta Nueva York, para correr el Belmont Stakes, el recorrido por vía terrestre es de 404 millas, unos 650 kilómetros, cubiertos en poco más de seis horas.

Todo esto, sin contar el desplazamiento del ejemplar desde su hipódromo de competencia habitual.

Por ejemplo, ‘Gormley', ganador del Santa Anita Derby, hará un viaje de apenas hora y media desde California hasta Kentucky, para correr la ‘Carrera de las Rosas' el próximo 6 de mayo.

Sin embargo, ‘Always Dreaming', campeón del Florida Derby, deberá recorrer desde la costa en Miami por carretera 861 millas, unos mil 385 kilómetros, en un viaje de casi 13 horas para instalarse en Churchill Downs.

Otros ejemplares tendrán un trayecto mucho menos complicado, como es el caso de ‘Irap', triunfador en el Blue Grass Stakes en Keeneland, que solo recorrerá 29 millas (46 kilómetros) para llegar a Kentucky, un viaje de apenas 38 minutos.

Esta es una de las razones, además de las consideraciones puramente hípicas, por la que la Triple Corona y especialmente la de los Estados Unidos, representa la máxima prueba de resistencia y honor del purasangre de carreras.

Solo doce caballos han conseguido ganar las tres carreras en línea, eso los hace especiales, e inmortales.

SON SOLO 3 CARRERAS

Desde el 6 de mayo, la hípica del mundo volverá a escribir su historia.

Se espera que unos 20 ejemplares tomen la largada desde el poste de los dos mil metros.

Desde esta semana comienzan a llegar los ejemplares que competirán en el Derby de Kentucky.