Ravens y Lions, obligados a ganar

Actualizado
  • 15/12/2013 01:00
Creado
  • 15/12/2013 01:00
ESTADOS UNIDOS. Después de tres semanas en las que se han disputado los primeros lugares en ambas conferencias, la jornada 15 de la NFL ...

ESTADOS UNIDOS. Después de tres semanas en las que se han disputado los primeros lugares en ambas conferencias, la jornada 15 de la NFL tiene pocos duelos entre líderes de división, aunque el de Ravens contra Detroit enfrenta a dos equipos que de perder estarían en riesgo de ausentarse de la postemporada.

Los Lions perdieron la semana pasada ante Filadelfia en un juego en el que la defensa permitió a LeSean McCoy romper la marca de más yardas ganadas por tierra de su equipo con 217.

Para su mala suerte, Chicago barrió a Dallas el pasado lunes por la noche y ya tienen el mismo récord de 7-6, aunque Detroit está arriba por el criterio de desempate ya que ganó los dos en partidos entre ellos.

En Filadelfia se jugó bajo la nieve, y Detroit salió congelado porque ni los dos regresos para touchdown de Jeremy Ross (uno de ellos de 98 yardas) fueron suficientes para salir adelante.

Además, el campo cubierto de hielo influyó en la lesión del talón que sufrió el running back Reggie Bush, quien perdió dos prácticas en la semana y aún está en duda para el juego de mañana lunes.

Bush, quien es tan hábil corriendo como atrapando pases, es un arma necesaria para enfrentar a la defensa de los Ravens, que se caracteriza por atacar siempre al quarterback y que sólo puede ser contrarrestada con pases rápidos y cortos. Si Bush no está disponible, su equipo tendrá una desventaja importante.

Los Lions, que iniciaron 4-0, han perdido tres de sus últimos cuatro encuentros, tres de ellos ante equipos con marca perdedora como Tampa y Pittsburgh.

Una derrota combinada con un buen resultado de Chicago, que visita a unos Browns ya sin nada que ganar en la campaña, podría alterar el panorama en el norte de la Nacional.

Los Ravens aspiran a un puesto como comodín que también disputan los Dolphins de Miami y los Chargers de San Diego, que ya ganaron su duelo de la jornada.

En Minnesota, los Eagles de Filadelfia pueden estar seguros de que en su encuentro con los Vikings no habrá 16 centímetros de nieve en el campo porque el juego será en estadio cerrado. No es que a Filadelfia le afecte el clima inclemente como lo demuestra su victoria ante los Lions. Mientras cuenten con McCoy, DeSean Jackson, que ya tiene más de mil yardas ganadas en recepciones, y Nick Foles, quien la semana pasada apenas sufrió su primer pase interceptado por 20 de touchdown que ha lanzado.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus