Temas Especiales

30 de May de 2020

Más Deportes

Cachorros buscan romper la maldición

PANAMÁ. El miércoles 14 de octubre de 1908 fue el último momento de gloria de los legendarios Cachorros de Chicago, ganaron su segunda ...

PANAMÁ. El miércoles 14 de octubre de 1908 fue el último momento de gloria de los legendarios Cachorros de Chicago, ganaron su segunda Serie Mundial de las Grandes Ligas, tras vencer en cinco juegos (4-1) a los Tigres de Detroit.

Era la tercera vez consecutiva en la que los Cachorros llegaban a la Serie Mundial, habían perdido ante los Medias Blancas en 1906 y barrido en 1907, precisamente a los Tigres de en cuatro juegos.

Los de la Ciudad de los Vientos llegaban al quinto juego de la serie, en Detroit, con una ventaja de 3 a 1. La sed de triunfo era mucha. El derecho Orval Overall, maniató por nueve episodios a los felinos, y tras una excelente labor, sacó el último out.

En ese momento, nadie se imaginó que ese sería el principio de una sequía de títulos que duraría un siglo. Chicago continuó siendo fuerte y competitivo, con equipos plagados de estrellas, que en un sinnúmero de ocasiones clasificaban a la postemporada, pero sin obtener un solo título. Después de 1945 se inició el verdadero declive de la franquicia del logo del perro.

La maldición de la cabra

En 1945, los Cachorros se volvieron a enfrentar a los Tigres de Detroit en la Serie Mundial. Debido a la II Guerra Mundial, se acordó jugar los primeros tres juegos en Detroit, y los últimos cuatro en legendario Wrigley Field, en Chicago. Los Cachorros ganaron dos de los tres juegos como visitantes.

En el primer juego en Chicago, un inmigrante griego, Billy Sianis, se aproximó al estadio con dos boletos, uno para él, y uno para su cabra. Según familiares de Sianis, él ya había entrado al estadio con su mascota, y nunca hubo problemas. En esta ocasión, la lluvia fue el peor enemigo de los Cachorros, ya que en el séptimo capítulo, cayó un pequeño aguacero, mojando a la cabra. Las personas alrededor de Sianis se quejaron del mal olor que expedía el animaly los guardias de seguridad del estadio los sacaron a ambos del parque de pelota. La cólera de Sianis fue tanta que al salir gritó que los Cachorros nunca más ganarían una Serie Mundial. Chicago perdió la serie ante los Tigres, y nunca más han llegado a la serie final.

Hundimiento total

Desde 1946, y por los siguientes 20 años, los Cachorros se convirtieron en el peor equipo de la Liga Nacional, terminando siempre la temporada con el peor récord. Alrededor de 1969, Chicago dio algunos destellos de grandeza y, a mitad de año, ocupaban la primera posición de su División, con una ventaja envidiable. Pero las frustraciones continuaban y siempre, a pesar de ser los favoritos, decaían en la etapa final, cediendo la punta a sus perseguidores.

El retorno de los Cachorros a la postemporada no fue hasta 1984, cuando llegaron a la segunda fase ante los Padres de San Diego. Después de vencer en los dos primeros cotejos, Chicago perdió tres juegos consecutivos (de una serie de cinco) y vio desvanecer la oportunidad de volver a la Serie Mundial.

Un nuevo empuje

El veterano director Lou Piniella tomó las riendas del equipo en 2007 y con su sabiduría , obtenida por una laureada trayectoria, llevó a los Cachorros a ganar su división. Lamentablemente, cayeron en la primera ronda de la postemporada.

Ahora, el legendario equipo de Chicago, se vuelve a perfilar como uno de los favoritos en llegar a la finales de las Grandes Ligas. Actualmente, tiene el mejor récord de la Liga Nacional y mantienen una buena ventaja sobre los Cerveceros de Milwaukee, sus más cercanos perseguidores en la División Central. Pero la historia ya les ha jugado sucio, y bastante, por lo que en esta temporada, en la cual cumplen 100 años de no haber logrado un campeonato, la pregunta que surge es si podrán hacerle honor a su historia, una de las más grandes y enriquecidas en las ligas mayores.