Temas Especiales

28 de May de 2020

Más Deportes

‘Calicho’ se queda con batuta istmeña

PANAMÁ. El chiricano Carlos Ruiz, de los Filis de Filadelfia, es el único representante de Panamá en la postemporada de las Grandes Lig...

PANAMÁ. El chiricano Carlos Ruiz, de los Filis de Filadelfia, es el único representante de Panamá en la postemporada de las Grandes Ligas. A pesar de que el receptor no tuvo una buena temporada ofensivamente, fue siempre tomado en cuenta por su equipo, tanto para la titularidad en muchos partidos, como el refuerzo defensivo atrás del plato, cuando los Filis ganaban por marcador ajustado.

“Calicho” finalizó la temporada con un promedio de bateo de.219, algo bajo si lo comparamos con el de su equipo durante toda la temporada, que fue de.255.

Además, el del “Valle de la Luna”, impulsó 31 carreras, conectó 70 imparables (14 dobles), anotó 47 rayitas, y pegó cuatro jonrones en 320 turnos oficiales al bate.

Ahora, Ruiz y su equipo iniciarán una explosiva serie mañana con los Cerveceros de Milwaukee, quienes ganaron el comodín de la Liga Nacional.

MARIANO SUMÓ 39 CANDADOS

Independientemente de la aventura de Ruiz en octubre, el canalero más destacado de la temporada regular de las Grandes Ligas, fue el chorrerano Mariano Rivera, quien tuvo una excelente temporada individual a pesar del descalabro de los Yanquis de Nueva York.

El expreso de Puerto Caimito finalizó la campaña con 39 salvamentos, su séptima mejor temporada en este departamento en sus 14 años en las mayores. Rivera registró marca de seis victorias y cinco derrotas, con una efectividad de 1.40 en 70 episodios y dos tercios trabajados. 'Mo' ponchó a 77 bateadores, y otorgó seis bases por bola.

LESIÓN FRENÓ A LEE

Uno que llevaba rumbo de llevarse los créditos como el mejor panameño en la gran carpa era el coclesano Carlos Lee, quien se perfilaba también como uno de los jugadores más valiosos del 2008 en la Liga Nacional. Por mala suerte, Lee sufrió una lesión que lo puso afuera más de un mes antes que culminara la el calendario.

“El Caballo” se lesionó el dedo meñique de la mano izquierda el 9 de agosto, y hasta esa fecha, acumulaba la envidiable suma de 100 carreras remolcadas. Además, Lee había pegado 137 incogibles (27 dobles), 28 cuadrangulares, y había anotado 61 carreras en 436 turnos al plato, con un promedio de bateo de.314.

CORPAS Y SU INESTABILIDAD

El chilibreño Manuel Corpas, de los Roqueños de Colorado, tuvo una temporada de altas y bajas. El derecho, quien había tenido una magnífica temporada en el 2007, inició la campaña de mala forma, malogrando en tres salvamentos en cuatro días seguidos. Esto llevó a la dirección técnica del equipo a removerlo del puesto de cerrador, y dándole pocas oportunidades en partidos ya definidos. Pero poco a poco, Corpas fue retomando el buen camino, y demostró que la campaña pasada no había sido casualidad. El director de la tropa de Colorado, Clint Hurdle, le fue dando más episodios, hasta convertirse en el preparador del cerrajero Brian Fuentes.

El panameño terminó la temporada con un promedio de carreras limpias permitidas de 4.52, y una marca de tres victorias y cuatro derrotas en 79 episodios y dos tercios lanzados. Además, acumuló cuatro salvamentos en 13 oportunidades, ponchó a 50 y regaló 23 boletos a la inicial.

EL AUSENTISMO DE ACOSTA

El colonense de los Bravos de Atlanta, Manuel Acosta, tuvo un 2008 plagado de lesiones. El derecho estuvo fuera por más de dos meses por diversas lesiones. “Manny” finalizó su campaña con foja de tres victorias y cinco derrotas en 53 capítulos trabajados, con efectividad de 3.57. El serpentinero sumó tres partidos salvados en cinco oportunidades, guillotinó a 31 bateadores, y boleó a 26.