Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Más Deportes

Momentos gigantes del boxeo panameño

PANAMA. Ahora que Celestino Caballero, Anselmo Moreno, Ricardo Córdoba y Guillermo Jones han logrado la hazaña de sumar cuatro campeona...

PANAMA. Ahora que Celestino Caballero, Anselmo Moreno, Ricardo Córdoba y Guillermo Jones han logrado la hazaña de sumar cuatro campeonatos mundiales de boxeo simultáneamente, es bueno recordar que en la historia del boxeo panameño, esa situación se ha dado en cuatro oportunidades.

La generación del 72 es considerada la gran “época de oro” del boxeo panameño. Influenciados por la imagen de Ismael Laguna, el gran ídolo del boxeo panameño, cuatro púgiles nacionales alcanzaron títulos mundiales en aquel año de 1972.

La historia inicia el 10 de marzo cuando Alfonso “Pepermint” Frazer derrota por puntos en 15 asaltos a Nicolino Loche, de Argentina y conquista el campeonato mundial Jr. welter.

El 26 de junio, el invicto Roberto “Mano de Piedra” Durán viaja a Nueva York para derrotar en trece asaltos a Ken Buchanan y conquista la corona de los ligeros. Enrique Pinder destrona en Panamá a Rafael Herrera el 29 de julio, y Ernesto Marcel triunfa sobre Antonio Gómez en Maracay el 19 de agosto.

Esa alegría sólo duró hasta el 28 de octubre de ese mismo año, cuando Frazer perdió su título con Kid Pambelé. Es decir, desde el 19 de agosto de 1972 hasta el 28 de octubre de ese mismo año. Ese primer “poker de ases” duró dos meses y 9 días.

Al entrar el año 1976, Roberto Durán seguía siendo el sólido campeón mundial del peso ligero, con siete defensas de su título. Frazer y Pinder habían perdido en su primera defensa y Marcel se había retirado en 1974.

Un año antes, en 1975 (23 de agosto, para ser más exactos), Jaime Ríos había ganado la naciente corona minimosca de la AMB al derrotar a Rigoberto Marcano. En febrero del 76, alcanzamos un tercer campeonato con Alfonso López, quien gana la corona mosca a Erbito Salavarría en Filipinas; y el 3 de abril Rigoberto Riasco consolida la cuarteta, ganando la primera corona supergallo del CMB a Waringe Nakayama.

Ese poker de ases duró poco, porque Ríos perdió su faja en julio, y López y Riasco en octubre de ese mismo año. Y quedó Durán como único campeón. O sea, el poker de ases duró del 3 de abril de 1976 hasta el 2 de julio de 1976. Dos meses y 29 días.)

En 1980, Jorge Luján se mantenía como el gran campeón gallo que fue desde noviembre de 1977, y Eusebio Pedroza como campeón pluma desde abril de 1978. En marzo de ese año, se sumó la corona de Hilario Zapata en los minimoscas y el 20 de junio la de Durán en los welters al ganarle a Leonard.

La cuarteta sólo duró dos meses y nueve días, ya que en agosto de 1980, Luján perdió su faja ante Solís y en noviembre, Durán perdería ante Leonard. O sea, el poker de ases duró del 20 de junio de 1980 al 29 de agosto de 1980.