Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Más Deportes

Las reinas de Wimbledon

PANAMÁ. Las hermanas Williams disputarán en el día de hoy en el césped del All England Club la final de Wimbledon, tercer Grand Slam de...

PANAMÁ. Las hermanas Williams disputarán en el día de hoy en el césped del All England Club la final de Wimbledon, tercer Grand Slam del año. Esta será la cuarta vez que se enfrentan en esta instancia en tierras londinenses, donde Venus defiende el título conseguido en el 2008 sobre su hermana.

Serena, número dos del mundo, accedió a esta instancia tras vencer a la rusa Elena Dementieva, preclasificada número cuatro, por 6-7 (4/7), 7-5 y 8-6 en un partido que duró dos horas y 49 minutos, el cual ingresó a la historia como la semifinal más larga del prestigioso certamen. Venus, raqueta número tres del mundo, derrotó a otra rusa en la semifinal, nada más y nada menos que la mejor tenista del mundo en la actualidad Dinara Safina, por 6-1 y 6-0, lo que registró la semifinal más corta de la historia en Wimbledon.

Entre ambas suman un total de 17 Grand Slams ganados, sin contar los ocho que ganaron en dobles. Ante tanto éxito, fama y derrotas propinadas una a la otra, uno podría preguntarse cuál es la relación que mantienen y cómo es la vida de dos hermanas y rivales dentro de un deporte tan competitivo e individualista como lo es el tenis.

RIVALES DE SANGRE

Ambas comenzaron desde muy pequeñas a practicar este deporte en los suburbios de Los Ángeles, en la comunidad de Compton, debido a que sus padres Richard (entrenador de ambas) y Oracene las motivaron a que practicasen este deporte como una salida financiera, aún sin saber si les gustaba o no.

Debido a su condición de hermanas y a entrenar bajo un mismo instructor, la rivalidad entre ambas comenzó desde los inicios. Venus, mayor que Serena por un año y tres meses, siempre fue la más alta de las dos y quien ganaba en cada uno de los entrenamientos.

Pero esta rivalidad es muy distinta a la que pueden sentir otras jugadoras sobre sus oponentes ‘no familiares’. Desde el comienzo, y hasta el día de hoy, han sido hermanas antes que rivales y se preocupan una por la otra; en numerosas entrevistas han dejado en claro que son mejores amigas y que se aconsejan antes de cada partido, más aún con el paso de los años cuando el deporte se ha vuelto su trabajo.

En los momentos previos a un encuentro tan decisivo como el de hoy, las prácticas no son como las de todos los días. Prefieren irse juntas al mall y pensar en otra cosa. Cuando llega el momento de entrar a la cancha todo queda atrás. Es un lapso de un par de horas donde el profesionalismo toma las riendas de los sentimientos y emociones. Finalizado el juego y sea cual sea el resultado, las cosas vuelven a la normalidad. Como hermana mayor, Venus ha declarado que por momentos le es difícil enfrentarse a Serena porque piensa en qué le está pasando a su hermana, y que no quiere hacerle daño, pero ambas tienen claro que el tenis es su trabajo.