Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Más Deportes

Espero que no sean sólo palabras

Es indigno ver cómo el fútbol panameño es avasallado por las llamadas potencias del área de la Confederación Centroamericana de Fútbol (...

Es indigno ver cómo el fútbol panameño es avasallado por las llamadas potencias del área de la Confederación Centroamericana de Fútbol (Concacaf). Cada vez que pasa algo como lo ocurrido frente a México el pasado jueves, recuerdo las palabras de “Pocho” Zúñiga: “Panamá no representa un gran ingreso económico para el fútbol mundial, por eso nos tratan así”.

Lo ocurrido en el partido frente a México, ya es la gota que desbordó el vaso y la paciencia de los que amamos el fútbol. Siempre en las competencias regionales de fútbol, Panamá es el pequeño, la cenicienta que no puede levantar la voz y que además debe agachar la cabeza, para recibir el golpe y no dar respuesta.

Esta vez como panameño y periodista deportivo levanto mi voz y exijo que Ariel Alvarado, presidente de la Federación Panameña de Fútbol (FEPAFUT), pida un sanción ejemplar contra el técnico de la selección mexicana y la eliminación de la tarjeta roja a Phillips, quien a pesar de ser un chico de barrio, reaccionó como lo hubiera hecho cualquier hombre, fuera o no fuera futbolista.

Ayer la FEPAFUT envió un comunicado donde se haría la petición de la revisión del video. Espero que no sean sólo palabras para calmar la rabia que embarga a cada panameño que por la actitud de un mexicano frustrado, tiene que pagar el panameño, por siempre el más pequeño. Hasta cuándo señor Ariel, ya es hora que reaccione con seriedad y no sea sólo un dirigente “figurita”.

Ya tenemos una experiencia nefasta en El Salvador, cuando jugamos en las eliminatorias contra el Cuscatlán, donde los panameños que viajaron a apoyar su selección fueron ultrajados verbal y físico por los “salvajes fanáticos” de El Salvador. ¿Qué se hizo? Que yo recuerde, nada.

En ese entonces, el señor Ariel Alvarado no dijo, ni esta boca es mía, sólo calló y las cosas siguieron así. Pienso que como parte de una entidad afiliada a la FIFA, tenía todo el derecho de reclamar, ya que las pruebas de todo lo que pasó las tenían periodistas que viajaron a cubrir el juego, pero no hubo respuesta. Otra vez bajamos la cabeza y recibimos el golpe. ¿Será que el peso de Ariel Alvarado en Concacaf no pesa? Sin embargo forma parte del comité ejecutivo de esta entidad.

A pesar de no ser un técnico graduado de grandes academias, me tomo el atrevimiento de hacer algunas observaciones del trabajo de Gary Stempel.

Nuevamente sale con Gun por la banda izquierda. Cuándo se dará cuenta que Armando Gun no tiene proyección ofensiva. Cuando entró Carlos Rivera las cosas fueron diferente por la banda. Rivera le resultó en Copa de Naciones ahora no confía en el chico. ¿Hasta cuándo va estar premiando al “Pistolero” Garcés? Desde el principio este señor no debería estar en el equipo, además de esto, Garcés volvió a dar muestras que está fuera de ritmo.