Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Más Deportes

Grandes pleitos están en la vitrina

Tenemos al menos dos cosas por las cuales alegrarnos en el boxeo, en medio de muertes inesperadas.

Tenemos al menos dos cosas por las cuales alegrarnos en el boxeo, en medio de muertes inesperadas.

La concertación del combate entre el boricua Miguel Cotto y el filipino Manny Pacquiao es como haberle puesto la cereza al pastel del año boxístico 2009.

Es el perfecto complemento a lo que será la batalla entre Floyd Mayweather Jr y el mexicano Juan Manuel Márquez.. para los que gustan del buen espectáculo, son dos eventos imperdibles y que con seguridad, veremos en su momento a través de Lo Mejor del Boxeo.

Mayweather y Márquez tienen un combate de proporciones insospechadas. El norteamericano retorna tras un año de inactividad para medirse a Márquez, único que ha sido capaz de frenar el ímpetu del llamado “tsunami filipino”.

Ahora, Miguel Cotto tendrá la más esperada oportunidad de su carrera ante quien se considera el mejor púgil de la actualidad en todo el mundo.

Son noticias para alegrarnos en el boxeo.. son peleas que harán historia en este todavía naciente siglo XXI.

Pero, en medio de la expectativa por ambos pleitos, queda un sabor agridulce en los labios, cuando tenemos que referirnos a muertes trágicas, relacionadas con el boxeo.

Arturo Gatti perdió la vida en circunstancias todavía inciertas en Brasil. Se nos fue posiblemente el boxeador más vistoso y más espectacular de la última década en todo el mundo.

Arriesgado, feroz, atrevido, valiente.. sinónimos que describen a un gran guerrero, como en los tiempos de los grandes boxeadores Willie Pep, Sandy Saddler, Jake La Motta, Gene Fullmer, y de los modernos, Mickey Ward, con quien Gatti sostuvo tres memorables y sangrientos combates.

Por otro lado, Marco Nazareth, un jovencito de modesto palmarés pugilístico, pero con una vida todavía por delante, sucumbió ante Omar Chávez, el invicto hijo de Julio César Chávez, en una batalla que sólo duró cuatro capítulos.

Un muchacho que se asomaba apenas al pugilismo, bailó con la más fea ante el descendiente de “La Leyenda”.

Lo que pude ver en el video de la pelea me estremeció profundamente. Nazareth recibió golpes muy fuertes en la cabeza, principalmente en las cienes.. fueron sacudidas espeluznantes.. y aunque no cayó, se notó al contacto con el árbitro, que estaba sumamente sentido por el castigo recibido.

Hoy, aunque nos alegra que el boxeo se encuentre en vísperas de celebrar dos de sus más grandes combates, no sólo del año, sino de la última década, hay un poco de tristeza en el ambiente por las inesperadas muertes de Gatti y Nazareth.

Al cierre de este escrito, consigno mi felicitación a Juan Carlos Tapia y Daniel Alonso, por el programa sobre la muerte de Alexis Argüello, que ojalá se pueda repetir.