Temas Especiales

04 de Jul de 2022

Más Deportes

Mitos y tabúes

Aunque el título de esta columna pareciera sugerir un tema de otra índole, lo cierto es que en el fútbol panameño aún persisten algunos ...

Aunque el título de esta columna pareciera sugerir un tema de otra índole, lo cierto es que en el fútbol panameño aún persisten algunos conceptos retrógrados que no le permiten su definitivo salto de calidad al cual todos aspiramos.

Porque, en nuestro fútbol como en el sexo, todavía existen barreras mentales que debemos derribar. Mitos y tabúes que no nos permite abrir la mente para desarrollarnos y disfrutar plenamente de esta disciplina deportiva que nos apasiona.

Entre los más connotados mitos aún perduran en las mentes de algunos (o muchos) de que nuestros futbolistas carecen de calidad.

Tan retrógrada es esta percepción, como tan contundente es de que nuestros equipos y jugadores pueden triunfar en torneos de alto nivel competitivo.

Realizar una liga de buen nivel competitivo es otro de los grandes mitos que felizmente se va desterrando. En lo futbolístico, este primer torneo de la LIGA PANAMEÑA DE FÚTBOL tiene un salto de calidad innegable.

Lo otro, lo accesorio, lo cosmético, los detalles del entorno de cara a un mejor espectáculo, es cuestión de carpintería..

Lo más importante es la esencia. Y el fútbol es la esencia. Y allí está el fútbol. Mientras se van desvirtuando mitos, considero, caros lectores, que todavía existen tabúes por desterrar.

En el fútbol panameño hablar sin pepitas en la lengua sigue siendo un pecado. Criticar a dirigentes, técnicos o jugadores te convierte en anatema.

Peor aún, si consideramos como reciclados a muchos de los futbolistas que juegan en la LPF, algunos nos tildan hasta de obscenos.

Muchos no entienden que el reciclaje "consiste en someter de nuevo una materia o un producto ya utilizada a un tratamiento total o parcial para obtener una mejor materia prima o un nuevo producto".

La misma LPF se ha reciclado desechando eficazmente los residuos de la antigua Anaprof.

También falta que nuestros aficionados, salvo excepciones, se despojen del complejo de apoyar con el sonido del fútbol a sus respectivos equipos.

Todo es cuestión de actitud. Todo es cuestión de abrir tu mente para que disfrutes plenamente la pasión del fútbol, sin mitos ni tabúes.